La vuelta de la Serie 8 de BMW es una realidad. Aunque llevemos huérfanos de este modelo desde 1999, la marca alemana ha dejado muy clara su intención de relanzarlo y el primer paso fue mostrar su prototipo. También se espera que haya una versión deportiva M8 y para su desarrollo se beneficiarán de la experiencia en competición. Es por ello que ahora nos traen este BMW M8 GTE, que está listo para debutar en carreras de resistencia.

Este ejemplar estará presente la próxima temporada 2018 en dos competiciones de referencia como son el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (WEC) y el IMSA WeatherTech SportsCar Championship (IWSC) americano. Esto significa que le veremos disputar carreras tan icónicas como las 24 Horas de Le Mans. Su puesta en escena servirá para el futuro modelo de producción y también para comprobar su potencial.

De lo que hemos visto por fuera del BMW M8 GTE tenemos que decir que es espectacular. Destaca por su tremenda anchura de vías, con un frontal con generosas tomas de aire y con luces amarillas que recuerdan a los modelos de competición de antaño. En el lateral llaman la atención las llantas de 18 pulgadas con tuerca central y las salidas del escape. La zaga está predominada por un enorme alerón fijo y por el difusor trasero en fibra de carbono.

Aunque del interior todavía no hay imágenes es de suponer que se tratará de un auténtico ‘cockpit’ con lo imprescindible para competir. Tampoco hay demasiados detalles técnicos, pero se adelanta que el M8 GTE será movido por un motor V8 biturbo de 4.0 litros que podría desarrollar más de 500 CV y que va ligado a una caja de cambios secuencial de seis velocidades. Teniendo en cuenta que solamente pesa 1.220 kg, se espera que sus prestaciones y rendimiento sean superlativos.

Fuente – BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta