Desde 1999 no se ve un BMW Serie 8 en los concesionarios de la marca. Pero eso cambiará. Tras el primer anuncio, llega el BMW Serie 8 Concept, un prototipo que adelanta el futuro Serie 8 Coupé que debería lanzarse el próximo año… eso sí, con un diseño muy similar al de este prototipo, muy afilado y agresivo.

La compañía está inmersa en la ofensiva de producto más importante de su historia y el BMW Serie 8 representará la cúspide de la misma. Un auténtico disparo que pretende resuene en todo el mundo. “El número 8 siempre ha representado el pináculo del rendimiento deportivo y la exclusividad en BMW”, dice el presidente de BMW AG, Harald Krüger. “El próximo BMW Serie 8 Coupé demostrará que la dinámica y el lujo pueden ir de la mano. Será el siguiente modelo en la expansión de nuestra oferta de coches de lujo y elevará el punto de referencia para cupés en el segmento”.

Rival de modelos como el Mercedes Clase S Coupé 2014 que probamos (¿pondrá fin al Serie 6 Coupé 2015?), el futuro BMW Serie 8 que anticipa este Concept presentado en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este es un coupé deportivo muy bajo, largo y con unas líneas muy musculosas. Su forntal alargado e inclunado avanza hacia una parrilla agresiva que, como no podía ser de otro modo, abrazan unos estrechos faros que cuentan con proyectores láser.

Sin duda, la parte más atrevida del modelo se encuentra en la zaga, muy escultural y de formas caprichosas, con unos pilotos trraseros sobre unas superficies OLED, que se demuestran como una tecnología que ofrece mucha más versatilidad a los diseñadores. Las llantas de aleación de 21 pulgadas completan un conjunto espectacular.

BMW Asegura que el modelo establecerá nuevos niveles de calidad en el segmento. Y podemos comprobarlo echando un vistazo an interior. El habitáculo se asemeja mucho al exterior, con líneas y curvas que sutilmente convergen hacia el frente para acentuar la dinámica deportiva, la propulsión trasera y el dinamismo. Incluso en los gráficos digitales del panel de instrumentos.

La visera de ese panel de instrumentos está bordeada por una gruesa pared lateral de la consola central, proporcionando una estructura alrededor de los controles y pantallas del conductor. Ahí BMW no ha buscado la extravaganciaya que los instrumentos digitales se complementan con una consola central con la pantalla de infotainment habitual en la parte superior y el cambio y mando iDrive en la base. No falta un guarnecido fibra de carbono alrededor de todos los elementos de la consola.

Los dos asientos delanteros en el cuentan una base de fibra de carbono y tapicería de cuero crema de Fjord Blanco. En rojo vemos los tiradores para abatirlos, a juego con las levas tras el espectacular volante, con radios de aluminio pulido a mano. El cuero marrón oscuro combina a las mil maravillas con el aluminio y la fibra de carbono.

Es pronto para hablar de motores. La marca no suelta ni prenda por el momento, pero ya sabemos que BMW ha registrado en la oficina de patentes, las denominaciones 825, 830, 835, 850, 845, 860… y los  M850 y M8… que podría montar el V12 con 600 CV del BMW M760Li xDrive. ¿Por qué no?

Fuente: BMW
Galeria de fotos:
Ver galeria (54 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta