La vuelta del BMW Serie 8 ha sido un acontecimiento importante para la marca alemana. No es de extrañar que quieran empezar a hacer cosas diferentes con este ejemplar. Y fruto de esto es el BMW M850i xDrive Coupe Night Sky hecho por el departamento de personalización BMW Individual. Y viendo la lluvia de meteoritos que hemos tenido recientemente no se les ha ocurrido otra cosa que utilizar material del espacio para su configuración.

Aunque suene a ciencia ficción, ya tenemos un precedente, el cliente que utilizó polvo lunar para la pintura de su Aston Martin Valkyrie. Pero BMW ha ido un paso más allá en esta ocasión y ha cogido directamente algunos fragmentos de esos meteoritos que consiguen traspasar la atmósfera. Lo siguiente ha sido dar un tratamiento único a estas rocas extraterrestres para poder incorporarlas en su lujoso coupé de una forma atractiva y original.

Los meteoritos están presentes en la placa que cubre la consola central, incluyendo detalles como el botón de arranque, el del sistema iDrive o el selector de marchas. También lo encontramos en los umbrales de las puertas con la inscripción Night Sky y la iluminación correspondiente. BMW Individual se ha encargado de que este material luzca de forma exótica reproduciendo el patrón Widmanstätten, una estructura geométrica que suele estar presente en los meteoritos gracias a cambios de temperaturas que no pueden ocurrir en la Tierra.

Además de los meteoritos en el interior, el BMW M850i xDrive Coupe Night Sky también cuenta con algunos detalles a juego en el interior. El ejemplo principal son las pinzas de freno de aluminio, que pesan un 30 % menos y que cuentan con el mismo patrón gracias a la impresión 3D. Tampoco pasan desapercibidos otros detalles como la pintura exterior en azul metálico San Marino con tres capas o del cuero Merino tricolor que invade el interior.

La base es una apuesta segura, pues se trata de la versión tope de gama del modelo (hasta la llegada del BMW M8). El M850i ​​xDrive incorpora un motor V8 biturbo de 4.4 litros que desarrolla nada menos que 530 CV de potencia. Va ligado a la tracción total xDrive y promete unas prestaciones más que interesantes con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos. Desconocemos si esta versión con meteoritos llegará al garaje de algún comprador, pero lo que tenemos seguro es que su precio sería desorbitado.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (29 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta