BMW M no necesita ningún tipo de presentación. Bajo ese sello salen las versiones más deportivas de los modelos de la marca bávara. Y la familia no deja de crecer, pues cada vez hay más ejemplares con este apellido para la enhorabuena de sus seguidores. Los últimos en llegar ya los conocíamos gracias a un adelanto, pertenecen al segmento SUV y tienen mucho que decir. Comenzamos con el BMW X3 M, el que se posiciona en el tope de gama de este modelo que llegó recientemente al mercado.

El el exterior ya se puede apreciar que estamos ante algo diferente. El X3 M se beneficia de un buen número de elementos específicos que refuerzan su diseño. Es el caso de los detalles en negro (marca de la parrilla, branquias o alerón trasero), de las llantas M de 21 pulgadas o del sistema de escape M Sport con cuatro salidas. No falta el paquete exterior M Carbon, que añade fibra de carbono en zonas como splitter delantero, retrovisores o difusor trasero (también alerón en los Competition).

En el interior continuan estos detalles específicos para el BMW X3 M. Aquí se pueden ver unos asientos deportivo con ajuste eléctrico y tapicería de cuero, una instrumentación específica con datos adicionales, el volante deportivo M (con los botones de los modos de conducción) o una palanca selectora diferenciada. A eso hay que sumar el logotipo “M” en lugares como los umbrales de las puertas o la consola central. En los Competition habrá una tapicería bicolor con aplicaciones de Alcántara.

BMW X3 M. Motor

Si bien es cierto que ya había un X3 M40i con 360 CV y ciertas aspiraciones, el nuevo modelo lo va a dejar muy atrás. Lo consigue gracias al motor el seis cilindros en línea turboalimentado de 3.0 litros de la marca recibe una serie de modificaciones para llegar a niveles de potencia nunca antes alcanzados. Siempre tendrá que ir ligado a la transmisión automática Steptronic de ocho marchas (con su debida puesta a punto), a la tracción total M xDrive y contará con un diferencial activo M en el eje trasero.

De serie cuenta con 480 CV y 600 Nm de par, potencia más que suficiente para un SUV deportivo y gracias a la cual es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,2 segundos. Pero una novedad en este modelo es que habrá una variante Competition con 510 CV y 600 Nm que hará las delicias de los más exigentes y rebaja su aceleración de 0 a 100 km/h a 4,1 segundos. En ambos casos la velocidad máxima está limitada a 250 km/h.

Pero no solo consiste en darle a este BMW X3 M una potencia desmesurada, sino dotarle de herramientas para que pueda gestionarla correctamente. Por eso su chasis ha recibido una puesta a punto para lograr un comportamiento más dinámico. Un elemento clave es la suspensión específica M que cuenta con amortiguación adaptativa y tres reglajes diferentes. La dirección también es especifíca y los frenos han sido sobredimensionados.

Fuente: BMW

Galería de fotos:

Ver galeria (76 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta