Todos sabemos que conducir entraña ciertos riesgos. Da igual que uno sea consciente de de ello y tome sus precauciones: en la carretera no conducimos solos, sino que un sinfín de conductores que no conocemos son peligros potenciales. La gente bebe, lleva una velocidad excesiva… incumple las más mínimas normas de tráfico y pone en grave riesgo su vida y la de los demás.

La policía ha dado con una de esas personas en Estados Unidos. Una que no incumplía una norma, ni dos…. Sino muchas más. Una conductora fue detenida tras ir a más de 200 km/h, tras saltarse cuanta señal se  encontraba en su camino y totalmente ebria. Por si esto fuese poco tenía el carné de conducir caducado… Y la señora iba semidesnuda al volante (no sabemos si eso en Ohio, el estado donde se produjo la detención, es delito, perocuanto menos curioso sí es).

Por un lado siempre nos quejamos de que nos pueden multar por todo (incluso por cosas como estas), pero por otro no dejan de llegarnos noticias curiosas como : el conductor sudafricano cojo que usaba a su hijo para pisar el embrague o los jóvenes que se fueron de marcha en coche con un cadáver. Con gente así al volante es difícil solucionar los problemas de seguridad que entraña la conducción. Ni los “guardia-payasos” venezolanos podrían.

Erin B. Holdsworth (así se llama la detenida de 28 años) conducía por la Route 422 de Brainbridge (Ohio) a más de 200 km/h, en tanga y zapatillas deportivas. Loa agentes necesitaron una trampa con clavos para poder detenerla tras pinchar las ruedas del coche. Y como sucedió en Estados Unidos, hay vídeo del incidente:

Vía: 20 minutos

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta