La semana pasada, Cadillac presentaba en el Salón de Detroit el Cadillac ELR. En esencia se trata de un Chevrolet Volt vestido de Cadillac. Es de todos sabido que el Volt, y que hemos probado, es un interesante coche eléctrico de autonomía extendida… pero en absoluto está siendo un éxito de ventas. Todo lo contrario. En España, por ejemplo,  en 2012 se han vendido más Chevrolet Camaro que la suma de las ventas del Chevrolet Volt y de su hermano, el Opel Ampera.

El sistema de propulsión del Volt es de lo más novedoso de los útimos años. Con todas las ventajas de los eléctricos y sin problemas de autonomía. Su problema es el precio y que pierde en habitabilidad respecto a otros compactos (con solamente dos plazas detrás). Pero General Motors no quiere tirar la toalla con esta tecnología y ahora envuelve ese caramelo en un espectacular envoltorio.

Si la gente está dispuesta a pagar una cantidad más alta por modelos como el Tesla Model S y el Fisker Karma que combinan tecnología eléctrica y diseño exclusivo por un tiempo. ¿Por qué no por este Cadillac ELR? Si fuese un éxito es posible que la tecnología de eléctricos de autonomía extendida se abaratase y se pudiese hacer más atarctiva para el gran público.

Lo que cambia sobremanera respecto al Volt es el aspecto exterior. Tiene una línea de cupé espectacular, basada en el prototipo Cadillac Converj de 2009. Destacan la superficie acristalada enmarcada por cromados y las llantas de 20 pulgadas. Detrás tienen mucha presencia las ópticas LED. El conjunto es realmente bonito.

El interior del Cadillac ELR no tiene nada que envidiar a las mejores berlinas de Cadillac, como el Cadillac ATS: Inserciones de madera auténtica, cuero por todas partes y forro de Alcantara en el volante y otras superficies. Está realmente lleno de detalles avanzados, como el equipo de infoentretenimiento Cadillac CUE o la instrumentación digital.

También se mejora el sistema de propulsión respecto al Volt. En el ELR sube hasta los 207 CV de potencia (por 150 del Volt)  y el par de 400 NM (370 en el Volt). Cuando la batería de 16,5 kWh de litio-ion se agota, entra en funcionamiento el motor /generador de 1.4 litros y 84 CV. No hay cifras oficiales de consumo, pero en Cadillac aseguran que el Cadillac ELR puede recorrer 56 kilómetros) sólo con electricidad y 483 km combinando gasolina (menos que el Volt, por cierto). Se carga en unas 4,5 horas en un enchufe de 240V

El conductor puede ajustar su Cadillac ELR con cuatro modos seleccionables:

  • Retención: al conductor elegir el motor-generador entra en acción. Así se puede reservar toda la conducción eléctrica para los desplazamientos de la ciudad, donde es más eficiente.
  • Sport: Trabaja suspensión, la dirección y la aceleración para proporcionar una mejor respuesta.
  • Tour: El modo predeterminado diseñado para la comodidad y la eficiencia,
  • Montaña: añade potencia para conducir en ambientes montañosos.

El conductor también puede ejercer un cierto control sobre el frenado regenerativo. desde unos controles montados en el volante y frene el coche de una manera comparable a la reducción de marchas en un vehículo manual. Además de las características estándar de seguridad, no falta la alerta de colisión frontal y el avisador de abandono del carril.

Se espera que el coche entre en cadena de producción a finales de 2013. Saldrá a la venta en EE.UU. en 2014 y después debería lelgar a otros mercdos, como CHina y Europa.

Fuente: Cadillac.
Galería de fotos del Cadillac ELR:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta