La aerodinámica siempre ha sido un punto clave a la hora del desarrollo de un automóvil. Minimizar la resistencia causada por el aire en movimiento es uno de los objetivos que buscan los fabricantes desde hace años. Sin embargo, hay un tipo de vehículo que está muy penalizado en este aspecto: los camiones. Sus enormes dimensiones, sus formas y su altura hace que sea difícil mejorar en este aspecto.

Además es un punto que puede ser clave, pues una buena aerodinámica también ayudaría a una reducción tanto del consumo como de las emisiones. En esa línea está investigando el KTH Royal Institute of Technology de Suecia, que nos presenta una apuesta muy llamativa. Según ellos, la mejor forma de combatir el aire es con aire. Aunque pueda parecer complejo, en el vídeo queda explicado a la perfección.

Normalmente el aire choca con las esquinas frontales del camión generando resistencia y turbulencias. La propuesta es instalar en estas zonas pequeños generadores de ‘viento eléctrico’, creado tras ionizar moléculas de aire. De esta forma se crea una especie de cortina de aire, un vórtice que consigue que el aire no choque directamente con la carrocería, sino que siga su curso alrededor del camión.

Técnicamente se basa en unos actuadores de plasma, que son los encargados de ionizar esas moléculas de aire y de generar el viento eléctrico. Esta tecnología se inspira directamente en las alas de los aviones, en las que se utiliza algo parecido para que tengan mayor facilidad a la hora de despegar. Con este sistema se podría reducir en torno a un 5% el consumo del camión, una cantidad importante si tenemos en cuenta que este tipo de vehículo es clave en el transporte.

Fuente – KTH

Vía  – Newatlas

1 COMENTARIO

Deja una respuesta