Hasta los más duchos en la materia reconocen que el proceso está siendo lento pero inevitable. Son ya pocos los países que no han asumido como propio el reto de adaptar sus infraestructuras a las necesidades del vehículo eléctrico y es que aquellos que se queden atrás lo notará en un futuro.

Un proyecto conjunto liderado por la empresa valenciana GH Electrotermia y en el que también participa Iberdrola, Endesa e instituciones públicas, ha desarrollado una estación de recarga ultrarrápida que según afirman permite cargar un coche eléctrico “en el tiempo que se toma una café”.

La iniciativa que cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de euros ha sido financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través del Plan Avanza.

La “electrolinera” que ha sido bautizada como “Cofee & Charge” o “toma un café y carga”, pretende cubrir el espacio de demanda de estaciones de recarga que queda entre las que se instalarán en los domicilios particulares y las que están dirigidas fundamentalmente para su uso en horario nocturno , y las que se ubicarán en los puestos de trabajo, centros comerciales, de ocio y otros lugares públicos y cuyo tiempo de recarga se estima en aproximadamente entre tres y cuatro horas.

Además de las ya mencionadas compañías en el proyecto también participan las corporaciones Automovilidad-Grupo Atisae, Talleres Herga, además del Instituto Tecnológico de la Energía, la Universidad de Oviedo, el Centro de Innovación Tecnológica en Convertidores Estáticos y la Universidad Politécnica de Cataluña.

De resultar exitoso la idea de sus responsables es que el “Coffee & Charge” puede exportarse a otros países.

Mientras tanto y a la espera de resultados, el proyecto se desarrollará en dos fases diferentes en las ciudades de Valencia, Madrid, Sevilla, Gijón y Barcelona y tiene previsto finalizar antes de finales del año 2012.

Vía: El Economista

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta