Cepsa y Endesa han alcanzado un acuerdo de colaboración para el despliegue de una red de puntos de recarga para coches eléctricos e híbridos enchufables en las estaciones de servicio que actualmente tiene la petrolera. Gracias a este acuerdo se intenta reforzar la presencia de este tipo de vehículos en el mercado y garantizar la viabilidad comercial de los coches eléctricos, así como reforzar la presencia de las dos compañías en el mercado de movilidad eléctrica. Tanto Cepsa como Endesa son dos empresas interesadas en el desarrollo de la movilidad eléctrica, tanto como una de las vías para potenciar la lucha contra el cambio climático, así como para mantenerse en lo alto de las empresas punteras del sector.

Enchufe recarga gasolinera

El presidente de Cepsa, Santiago Bergareche, abogó por el coche eléctrico y el híbrido enchufable como una solución “interesante” para el tráfico urbano, reduciendo tanto la contaminación a la atmósfera como la acústica en las grandes ciudades. Por su parte, el presidente de Endesa, Borja Prado, destacó que la empresa es una compañía eléctrica “en el más amplio sentido de la palabra”, que pretende satisfacer las necesidades energéticas de los ciudadanos. “Es el ciudadano el que elige y nosotros estamos para prestarle el servicio”, insistió.

Los puntos de recarga que se instalarán en virtud de este convenio están adscritos al Plan Movele para el desarrollo del coche eléctrico, que contempla la instalación de 546 puntos de recarga en Madrid (280), Barcelona (191) y Sevilla (75). Ahora, el reto es unificar los múltiples tipos de enchufes que hay, ya que el plan contempla que las estaciones de recarga solo dispondrán de un tipo de conector para la recarga. Actualmente, los mas utilizados son de tres o cinco puntas. Una vez el mercado se decante por un tipo universal de conexión, se podrá pasar a la siguiente fase, la de dotar a los aparcamientos subterráneos de un enchufe por cada plaza.

 Vía | Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta