Ya lo habíamos hablado hace un tiempo: llega la desaceleración de las ventas de coches en China, y llega un síntoma más: La ciudad china de de Chongqing va a subsidiar la compra de los vehículos fabricados en la ciudad. Este gobierno local es el primero en ofrecer este tipo de incentivos desde que el primer ministro Wen Jiabao, dijo el mes pasado que la economía se enfrenta a una previsión a la baja.

Los consumidores obtienen hasta 3.000 yuanes (471 dólares) por la compra de un vehículo, aunque la ayuda se limita a aquellos con motores de menos de 1,6 litros, según informado el periódico Chongqing Daily en su sitio web. Chongqing, con una extensión algo menor que Andalucía, es una de las áreas de más rápido crecimiento en las regiones de China.

Se espera que las ayudas aumenten las ventas de empresas como Ford, Mazda y Chongqing Changan Automobile, en el mercado más grande del mundo automotriz. El programa se espera que aumente las ventas de automóviles nuevos en 3 .000 millones de yuanes en el municipio de este año, informó el periódico, citando a un funcionario financiero del gobierno no identificado.

“La historia demuestra que no sólo el gobierno de Chongqing sigue en línea con las políticas del gobierno central, a menudo también agregar un atractivo extra en él”, dijo Scott Laprise, un analista con sede en Beijing de CLSA Asia Pacific Markets. Aun así, el municipio de 30 millones de personas puede ser el único gobierno local para introducir este tipo de incentivos ya que algunas otras ciudades, incluyendo Beijing, desalientan el crecimiento en el número de vehículos (sin llegar a los extremos de Singapur).

El estímulo a la compra de un automóvil en Chongqing durará hasta febrero del próximo año, y también incluye otras subvenciones para el comercio de otros aparatos de fabricación local, según el informe.

Las acciones de los fabricantes de automóviles han subido un 38 % este año, comparado con un avance de 8.4 % para el índice de referencia. En el primer trimestre los ingresos netos de Chongqing cayeron un 80%. Y es que las ventas de vehículos en China cayeron un 1,3 % entre enero y abril respecto a las de hace un año, según la Asociación China, respaldada por el Estado de Fabricantes de Automóviles.

Vía: Bloomberg

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta