Hace unos meses, cuando los graves problemas de Saab eran ya información pública, en coches.com apuntamos que la industria de la automoción china estaba muy interesada en la compra del fabricante sueco. Ahora, con Saab oficialmente en banca rota, el gigante asiático ha vuelto a formalizar su interés mediante una propuesta realizada por la empresa Zhejiang Youngman Lotus Automobile, que ofrece 340,9 millones de euros por la compra del fabricante, según informa la agencia Reuters, citando fuentes muy cercanas a la operación.

Museo Saab, comprado por el ayuntamiento de Trollhattan

La administración concursal encargada de la gestion de Saab ha reusado a hacer declaraciones al respecto, asegurando que su principal obligación es respetar los intereses de todas las partes implicadas. Recuerdan, además, que la situación actual de la firma sueca es de extremada “complejidad”, por lo que es de esperar que el desenlace definitivo no se produzca en un corto período de tiempo.

Los que apuntan a la automotriz china como principal aternativa, afirman que de llegar la operación a buen puerto, retomarían la producción de automóviles en la planta sueca de Trolhattan, donde se fabricaría el modelo 9-3 y un modelo Lotus de la empresa malaya Proton. Youngman espera así mantener la funcionalidad del negocio hasta que se complete el desarrollo del nuevo modelo Saab, a partir de la plataforma del Phoenix, que podrían ser la base de los nuevos coches de la firma.

Youngman ya había intentado comprar Saab antes de la quiebra, pero General Motors en última instancia, vetó esta compra ya que habría supuesto poner la tecnología de Saab (que venía de GM) en manos de una empresa china relativamente pequeña. No sabemos si hay algo diferente que pudiera retirar el veto GM.

La automoción china, de control estatal, podría utilizar la compra de Saab como punto de anclaje para el desembarco en el mercado europeo, una situación esperada por los consumidores, atraídos por la rentabilidad de su bajos precios y la competitividad de sus vehiculos, pero también temida por sus competidores en el viejo continente.

Y es que Saab no está muerta, sino que es una especia de empresa zombi en estado vegetativo latente. Y hay alguna otra oferta más sobre la mesa además de la de Youngman, según indica Car & Driver:

Beijing Automotive Industry Holding Company (BAIC) también ha expresado su interés serio por Saab. Saab vendió el utillaje y los derechos para construir el antiguo 5.9 de BAIC, en 2009 y es que el beneficio de la construcción de un coche, incluso en una plataforma antigua, no puede ser subestimado.

La firma india Mahindra & Mahindra, un importante fabricante de automóviles, vehículos comerciales, agrícolas y equipos, también ha entrado en conversaciones preliminares para comprar al menos porciones de Saab. Estos informes se remontan al 30 de diciembre… y los portavoces de Mahindra voceros no quieren hacer comentarios al respecto.

Si, como nosotros, estás confundidos por este continuo de noticias sobre Saab, debes saber que no eres el único. Saab es una empresa industrial grande, metida en un complejoy enrevesado proceso de bancarrota en Suecia… Y con GM de por medio. Esperemos una pronta solución

Fuentes: El Economista, Car & Driver

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta