El Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, el mayor de Europa, que se celebra este año del 15 al 25 de septiembre, promete ser una guerra encarnizada entre los fabricantes premium. Audi ya ha presentado sus armas: tendrá una auténtica pista de carreras indoor. Antes ya había mostrado un stand similar, pero como parte del grupo Volkswagen. Ahora, gastará más de 10 millones de euros en tener un pabellón propio.

Audi, con sede en la ciudad alemana de Ingolstadt, vendió 1.090.000 vehículos el año pasado y se ha comprometido a derrocar a BMW como el mayor fabricante mundial de automóviles de lujo para el año 2015. Pero Mercedes también planea dar batalla con una carretera en la feria. Siguen los pasos de BMW, el primero en tener una pista para mostrar sus coches en acción en Frankfurt, en 2009.

“Los Salones del Automóvil son la mejor plataforma para que los fabricantes compitan entre sí, especialmente en el sector del lujo”, Wolfgang Meinig, jefe del Centro de Investigación de Bamberg para la industria del automóvil a Bloomberg. “Audi se toma esta batalla a otro nivel. Se aparta de las presentaciones del Grupo Volkswagen para enfrentarse directamente a BMW y Mercedes. ”

La sala de exposiciones de Audi en Frankfurt medirá 100 metros de largo, 70 de ancho y 12 metros de alto. Integrado en el edificio está la pista de 400 metros de largo, parcialmente visible desde el exterior del edificio. Habrá unos 30 modelos en exhibición, y los visitantes podrán viajar en una docena de ellos, incluyendo coches de competición, que dará la vuelta al pasillo.

“Vamos a hacer una declaración fuerte”, dijo el presidente ejecutivo de Audi, Rupert Stadler en Frankfurt la semana pasada. “Va a ser sorprendente, emocional, una gran arquitectura, con un efecto “guau” real”.

El crecimiento de Audi ha ayudado a impulsar el precio de las acciones de VW. La acción ha subido un 12 % este año. Por su parte, BMW ha ganado un 8,7 % y Daimler (Mercedes) ha descendido un 6,8 % en este período.

Audi comenzó la construcción de su pabellón el 1 julio pasado y espera terminarla a tiempo para dar una conferencia unos días antes de la presentación. El proyecto fue desarrollado con una empresa de arquitectura de Munich y la firma de diseño Schmidhuber + Partner.

No será la misma que montaron para Volkswagen. “La idea es sorprender a nuestros clientes y no podía tener el mismo efecto que una segunda vez”, dijo Bernhard Neumann, director de marketing de eventos de Audi. Pero no serán los primeros. BMW inició la tendencia  en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2009, cuando instaló una carretera en el interior de su sala.

El salón del automóvil, que se celebra desde 1897, tiene particular importancia para los fabricantes de automóviles de gama alta, ya que BMW, Audi, Mercedes y Porsche tienen sus sedes a menos de 400 kilómetros del recinto ferial.

Pero Mercedes también quiere tener un gran impacto tras haber sido superada por Audi como el segundo mayor mercado de vehículos de lujo en 2010. El fabricante de Stuttgart, tendrá una pista fuera de su espacio de exposición. La compañía permitirá a los visitantes probar los vehículos eléctricos y de pila de combustible.

Los salones del automóvil son como campos de batalla, donde todos se reúnen y compiten por la atención de los medios. BMW, por ejemplo, tarda de 14 a 16 meses en preparar un Salón del Automóvil  importante como el de Frankfurt.

Vía: Bloomberg

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta