En mayo de 1968 nacía un vehículo que ha marcado a toda una generación, un icono. El Citroën Méhari fue presentado en un ambiente de revolución en Francia y precisamente ese fue el carácter que quiso seguir. Presentado en el golf de Deauville, se postulaba como un modelo sencillo y polivalente, capaz de llegar a cualquier lugar.  Se utilizó la plataforma del Dyane 6, también compartida por el Citroën 2CV, con lo que no se dudaba de su fiabilidad.

Sus características principales fueron la estructura descapotable, que incluía un parabrisas plegable y su carrocería en plástico ABS. Al utilizar este material se lograba evitar la corrosión y también reducir el peso (el Méhari rondaba los 525 kg). Rápidamente empezó a gana popularidad al aparecer en algunas películas y al enfrentarse a algunas de las competiciones más exigentes de la época, como los Lieja-Dakar-Lieja de 1969, París-Kabul-París de 1970 o París-Dakar de 1980.

El Méhari original estuvo a la venta casi dos décadas, desde 1968 hasta 1987, periodo en el que se vendieron 145.000 unidades. Tras un largo parón, la marca francesa desveló en 2015 al Citroën E-Méhari, una reinterpretación del clásico que no dejaba a nadie indiferente. Se mantenía la carrocería descapotable, pero adoptaba un diseño más moderno y un sistema de propulsión eléctrico para moverse con cero emisiones.

El simpático eléctrico siempre ha estado ligado al estilo y por eso se han lanzado algunas ediciones especiales como las ‘Styled by Courrèges’. Recientemente ha habido una novedad importante, pues se da la opción de tener una carrocería Hard Top de techo duro. Para celebrar este 50 aniversario del modelo se lanza el ‘Art Car’ de las imágenes, una creación de Jean- Charles de Castelbajac que destaca por su colorido y que hace referencia a la revolución del mayo del 68 y a la libertad de expresión.

Fuente: Citroën

Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta