Mucho se habla de los coches autónomos y de los beneficios que podrían aportar en el futuro. Pero este tipo de vehículos todavía seguirán necesitando a los humanos, al menos de momento. Al parecer, llevar a cabo una limpieza completa de estos coches trae complicaciones. No es posible meterlo en un túnel de lavado automático debido a que sus rodillos podrían dañar los complejos dispositivos que llevan. Toca hacerlo a la vieja usanza.

Para que los sensores, radares y cámaras (normalmente valorados en muchos miles de euros) no sufran ningún imperfecto, el lavado a mano es el mejor método. Hay que tener en cuenta que el coche autónomo necesita una limpieza más frecuente para que todos los sensores estén libres de suciedad (también de insectos o agua) para que su funcionamiento sea el adecuado y no se vea afectada la seguridad.

Este hecho está siendo comprobado por las empresas punteras que ya están desarrollando y probando con coches autónomos en carretera abierta. Un claro ejemplo es Waymo, que tiene su flota de Chrysler Pacifica en Phoenix (Estados Unidos). Para el mantenimiento de sus vehículos han contratado a Avis, que ya tiene experiencia en la gestión de flotas y que les da un trato especial a los monovolúmenes autónomos.

Otras como Uber, que también opera con sus Volvo XC90 en Arizona y California, también lavan a mano con paños de microfibra y alcohol, agua y otros líquidos especiales para cristales. Incluso utilizan aire a presión para que no queden residuos. Parece que la mayoría de empresas están adoptando estas técnicas más tradicionales por ser las más respetuosas con los dispositivos de sus coches.

También hay otras como Cruise (de GM), que están construyendo equipos de limpieza específicos para ahorrar algo de tiempo en el lavado de sus coches autónomos. Otra empresa tecnológica, Seeva, cuenta con una tecnología similar que calienta el líquido y lo rocía sobre los sensores. En todo caso, todavía hará falta tiempo y evolución antes de que los coches autónomos dejen de depender totalmente de los humanos.

Fuente: CNN

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta