Uber está constantemente en búsqueda de la movilidad del futuro, para formar parte de ella y no quedarse fuera. En la actualidad y en nuestro país ha habido mucha polémica con los taxistas por el número de licencias VTC, pero parece que para Uber eso es algo temporal y que dentro de un tiempo piensa prescindir de sus conductores. Su último movimiento ha sido comprar 24.000 Volvo XC90 totalmente autónomos.

La marca sueca ya había prestado servicio a Uber y tenían una colaboración estratégica desde 2016, de hecho los mismos XC90 con tecnología autónoma han estado a prueba en Arizona y California (Estados Unidos). A dicho país es donde irá a parar la enorme flota de taxis autónomos de Uber, que serán entregados entre 2019 y 2021. La tecnología de conducción autónoma será añadida por Uber cuando tenga los vehículos.

La plataforma modular SPA del Volvo XC90 se ha convertido en una base fiable y práctica para Uber. Además la marca sueca es una de las pioneras en seguridad y su equipamiento tecnológico ya es bastante avanzado incluso sin sistemas de conducción autónoma. Uno de los lugares donde se pondrán a prueba esta futura flota de taxis autónomos, será con total seguridad Pittsburgh, en Pennsylvania, donde ya tienen una pequeña ciudad fantasma para este propósito.

Aunque todavía queda mucho tiempo para que estos 24.000 vehículos estén operativos. Ahora comienza su desarrollo y fase de pruebas, la fecha que ha fijado Uber para que funcionen a la perfección es el año 2021. Aún así, se trata de una declaración de intenciones por parte de la marca americana que tiene claro que en el futuro no necesitará conductores. Serán los propios coches quienes lleven a los pasajeros de un lado a otro de forma autónoma.

Fuente – Volvo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta