La situación de la fábrica de Nissan en Barcelona llevaba tiempo en entredicho. En los últimos años hemos visto como se iba recortando su producción  (y también su plantilla) al tiempo que se dejaban de hacer modelos como el Nissan Pulsar o el Mercedes Clase X este mismo año. Después de los rumores de los últimos días, el fabricante japonés le ha comunicado al Gobierno el cierre de esta planta, una noticia nefasta para la industria a nivel nacional.

Porque esta clausura afecta a nada menos que 3.000 trabajadores de forma directa y podrían ser más de 13.000 de forma indirecta, un total de 20.000 empleos afectados en total según los sindicatos. Porque el cierre está previsto a finales de este año 2020 en la planta principal de la Zona Franca, pero también en las instalaciones de Montcada i Reixac y  de Sant Andreu de la Barca (también en la provincia de Barcelona). El Ministerio de Industria está trabajando con Nissan para crear un grupo de trabajo y buscar alternativas a la fábrica.

Porque parece que Nissan mantendrá el resto de instalaciones que tiene en España (en Ávila y en Cantabria hacen componentes), pero el cierre de las barcelonesas ya afecta al 70 % de su plantilla en nuestro país. El anuncio oficial llegaba en su presentación de resultados y de estrategias de cara a futuro y ha pillado un poco por sorpresa a las autoridades nacionales. De hecho, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llegó a afirmar hace tiempo que el «mantenimiento del empleo en la planta de Nissan en Barcelona está garantizado».

Ahora se confirma el final de la planta de Nissan en Barcelona con el objetivo de reducir los costes anuales en 2.600 millones de euros y recortar su capacidad de producción en un 20 % a nivel mundial. Parece que los modelos que se fabricaban aquí pasarán a ser a ser responsabilidad de Renault y de Mitsubishi, según se ha acordado en el nuevo plan estratégico de la Alianza. Mientras tanto, los trabajadores se han estado concentrando en los alrededores de la factoría barcelonesa para protestar por el cierre. Esperemos que se trabaje en alguna solución para ellos y que estas instalaciones que llevan activas desde 1979 no caigan en el olvido.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta