Quizá llegue un día en que me venga la inspiración y se me ocurran cosas tan maravillosas como esta: Tomar un antiguo autobús y aprovechar su cabina para realizar un elemento decorativo. O quizá cuando lo vea el jefe se le ocurrirá colocarnos a todos los miembros de la oficina de coches.com en habitáculos tan “cocheros” como este (aunque es más factible que la gente de noticias acabásemos en una redacción así).

Esta especie de habitáculo de oficina de esquina fue creada por un húngaro (creativo, no hay duda), aprovechando un autobús del fabricante de autocares de su país Ikarus. Lo mejor es ver todo el proceso de su trabajo (en las fotos de la galería), en las que se observa desde el lamentable estado del bus inicialmente al proceso de corte de la carrocería (no sabemos si llamarían a estos cortadores de coches ucranianos),  hasta distintas imágenes del resultado final.

Una oficina ingeniosa, situada en el rincón de una habitación, y con espacio suficiente para colocar en ella un escritorio y una silla. El Ikarus ha tenido que pagar con un 90% de su cuerpo haber podido volver a la vida y tener esta segunda oportunidad, pero de no ser así, nunca lo habríamos conocido. Sin duda, el viaje más largo de su historia.

Si adoras las transformaciones, hemos visto en coches.com ya una sauna rodante (también en Rusia), grúas, buses y camiones convertidos en aprtamentos, un hotel en un camión militar (que puedes visitar en Escocia) o una pizzería rodante que recorre San Francisco con horno de leña incluído.

Vía: Freshome
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta