Si la semana pasada nos quedábamos alucinados con la existencia de un camión pizzería, el descubrimiento de hoy es aún más sorprendente: un viejo camión convertido en un hotel de estilo victoriano, con su estufa, mesa, sillas y, por supuesto, cama.

Walter Micklethwait es propietario, junto con su esposa Lucy, de la finca Inshriach, en las Highlandd de Escocia. Querían montar un negocio vacacional para que la gente pudiese estar en plena naturaleza y se les ocurrió comprar un camión. “Llevaba cinco años queriendo hacer esto, pero no encontraba el camión adecuado”, asegura Walter.

Hasta que apareció. Era un camión de bomberos del ejército, un Commer Q4 de 1954. Le costó 3.000 libras (unos 3.800 euros) y tuvo que conducir desde Kent, al sureste de Londres hasta escocia su nuevo hogar en el Parque Nacional Cairngorms. El camión sólo tenía 5.000 millas en el odómetro (poco más de 8.000 km) pero era desesperadamente lento. A una velocidad media de 22 km/h, tuvo que pasar dos días viajando. Pero eso no fue lo peor. El camión consumió en ese viaje 40 litros a los 100 km, así que tuvo que gastar la friolera de 650 libras (más de 800 euros) en combustible.

Una vez en destino, tocaba decorarlo para hacerlo habitable. “Lo decoradé con una cama y una estufa Rayburn que está sobre un trozo de pizarra de una mesa de billar antigua. También hay una mesa, sillas y suelo de parqué… La mayoría son cosas que tenía por ahí. Lo más caro fue la cubierta de lona con ventanas. Pagamos 1.400 libras por ella (unos 1.800 euros)”, cuenta Walker. Supuso casi la mitad que les costó el camión

No hay agua corriente y la electricidad para la iluminaciónse proviene de paneles solares, pero no dejan de tener peticiones para alquilar “la casa”. A los glampers (camperos glamurosos, un nuevo término que hemos aprendido), les encanta pasar la noche en lugar aislado.

Alquilar el camión cuesta 450 libras a la semana (780 euros) y se ha convertido en toda una atracción de las Highland, a pesar del largo camino que deben recorrer hasta el cuarto de baño. Tras la sauna rusa rodante y estos increíbles diseños que convierten a grúas, buses y camiones en lugares habitables, nos entran ganar de transformar un camión… ¿peor en qué?

Vía: Gessato
Fotos: Flickr Inshriach

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta