Hace apenas un par de décadas, existió un debate muy interesante sobre cuándo un ordenador ganaría en una partida de ajedrez a un gran maestro. Hoy en día, cualquier móvil podría alcanzar el título de gran maestro sin dificultad. Los ordenadores son cada vez más rápidos, inteligentes y tienen mejores aplicaciones, mientras que los humanos parece que estamos cada vez más cerca de nuestro límite.

Esto viene a cuento porque la semana pasada un Audi TTS sin conductor completó la exigentísima prueba de Pikes Peak en 27 minutos. Un piloto experto en el mismo coche puede hacer ese mismo tramo en 17 minutos. Por ahora gana el humano, pero la carrera ya ha empezado… y es casi inevitable que un día un ordenador sea el mejor conductor del planeta, quizá antes de lo que creas. Aquí puedes ver el vídeo del Audi TT subiendo Pikes Peak él solito:

En realidad, los humanos no son demasiado buenos conduciendo coches, y la prueba son los 1,3 millones de víctimas de accidentes de tráfico que hay en las carreteras del planeta cada año. Apenas sabemos conducir si nos distraemos con dispositivos electrónicos, menos aún si bebemos y nuestro campo de visión es muy reducido ¿imaginas tener una visión de 360 grados? Podrías aparcar con un trompo, como el Volswagen Junior sin conductor del que os hablamos hace tiempo.

No es por comparar, pero los ordenadores pueden monitorizar una visión completa, comparar miles de variables al mismo tiempo y calcular el riesgo y los errores que pueden acarrear cada decisión que tomen. Conocen el coche como el mejor de los mecánicos, las características del asfalto que pisan… Y actúan en consecuencia. Tanto, que son capaces de sorprender incluso a enormes expertos en coches como la gente de Top Gear cuando probaron un BMW Serie 3, en 2007. ¿No lo crees? Para los incrédulos hemos encontrado (gracias, Diego) este vídeo, que está en español.
http://www.youtube.com/watch?v=p2FTFEUrLgU
Por ese motivo Toyota, General Motors, Volkswagen y ¡hasta Google! están gastando tanto dinero en el campo de los vehículos autónomos. Y es que, en las próximas décadas, parece que los mayores avances en el campo de la seguridad van a ir por ese lado; desarrollar nuevos y mejores sistemas automotrices autónomos que ayudarán a para ese genocidio a gran escala que suponen los accidentes de tráfico. La última aventura de un coche sin conductir, la de cuatro furgonetas sin conductor que llegaron a China desde Italia.

autonomo_audi_tts_pikes_peak6
El Audi TTS en Pikes Peak

El último reto, la subida a la montaña de Pikes Peak, ese alucinante ascenso hacia las nubes, hecho por el Audi TTS es un gran avance en este sentido. ¿Por qué? Para empezar, Pikes Peak es el trazado más peligroso del mundo (aquí te lo contamos). Punto dos. Se trata de la primera vez que un vehículo sin conductor se mide de tú a tú con pilotos humanos.

Vale, le han dado una paliza (17 minutos un humano por 27 la máquina, recuerda) pero ese 59%  más de tiempo, no es demasiado teniendo en cuenta que es el crono del mejor piloto en la historia. En un Gran Premio, donde compiten los mejores coches y pilotos del mundo, la diferencia de tiempo por vuelta es de un 7,5 %, y a menudo hay diferencias mucho mayores.

Este Audi de 265 CV fue desarrollado en por Volkswagen/Audi en cooperación con la Universidad de Stanford y Oracle. Los 27 minutos en los que paró el crono son la primera referencia para continuar mejorando, y los logró sin parar una sola vez. En las cinco pruebas previas que realizó, había hecho peqeuñas paradas para verificar los datos de la ruta. Así que resulta muy fácil que vaya cada vez más y más rápido.

Admitámoslo. Queda un largo camino hasta batir el récord de Monster Tajima en su Suzuki especial de 900 CV, pero es un principio esperanzador para los investigadores, ya que, según ellos, se han tomado muchas más precauciones que las que toman los humanos en una carrera. Debían hacerlo. La penalización en una prueba como Pikes Peak es enorme, ya que al borde de la pista sólo hay un precipicio… Y menuda publicidad negativa habría tenido Audi si su coche hubiese acabado cayendo al vacío…

El laboratorio de Investigación electronica de Audi y la Universidad de Stanford llevan varios años liderando las investigaciones sobre conducción autónoma. Su objetivo es claro: usar software novedoso, algoritmos y electronic que ayuden a los conductores a controlar y ser más seguros en la carretera, incluso en condiciones de conducción adversas.

“No intentamos acabar con los conductores”, dice el professor Chris Gerdes de la Universidad de Stanford. “En lugar de eso queremos aprender cómo los mejores pilotos controlan el coche para desarrollar sistemas que ayuden al robor conductor, a ti o a mi.

autonomo_audi_tts_pikes_peak5
Audi TTS autónomo

El Audi TTS Pikes Peak Autónomo integra algoritmos avanzados, el sistema Oracle Java RTS (Real Time System), Oracle Solaris y GPS con sistemas de navegación y seguridad que ya están incluídos en los Audi TTS que puedes encontrar en cualquier concesionario oficial.

Y esto es solo el principio hacia que haya automóviles más seguros en las carreteras. Audi, Stanford y Oracle han puesto la primera piedra. Seguiremos informando de los avances que hagan. Lógicamente, es posible que a nadie le interese ver en la tele un campeonato sin Alonso, Vettel o Hamilton, pero tengamos una cosa en cuenta: Ellos ya realizan su trabajo siguiendo el tiempo ideal que les marca un ordenador…

Vía | Gizmag

Fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta