El segmento de los superdeportivos eléctricos se encuentra en pleno auge. Cada vez hay más marcas que se suben al carro y tenemos en ciernes modelos tan interesantes como el recién lanzado Pininfarina Battista o el Tesla Roadster que llegará el año que viene. Ahora llega el Drako GTE, una creación de un pequeño fabricante con sede en California (Estados Unidos). Aunque tenga silueta de coupé, se trata de una berlina de cuatro puertas con espacio para cuatro pasajeros.

Lo primero que hay que destacar es que este modelo no ha sido hecho partiendo de cero. Drako Motors ha utilizado la plataforma del Fisker Karma y de ahí que también puedan encontrarse ciertas similitudes estéticas bastante evidentes. Aunque en el Drako GTE se han instalado cuatro motores eléctricos, uno en cada rueda, para lograr la tracción total. Esa es la diferencia principal respecto al Karma, que contaba solo con dos motores que entregaban la potencia al eje trasero.

Con la combinación de esos motores, el Drako GTE consigue superar los 1.200 CV de potencia y los 8.800 Nm de par. Son cifras muy a tener en cuenta, aunque en caballos todavía estaría bastante por detrás del Rimac Concept Two (casi 2.000 CV) y el par es inferior al del citado Tesla Roadster. Con estos datos ya se anuncia una velocidad máxima de 332 km/h, aunque no se dice nada de su aceleración, que debería ser lo más interesante.

Este Drako GTE cuenta con una batería de 90 kWh de capacidad. Todavía no se ha desvelado la autonomía que consigue con ella, aunque todo apunta a que podría superar los 500 kilómetros. Lo que sí se dice de la batería es que cuenta con una refrigeración avanzada (para su uso en circuito) y con posibilidad de recibir recargas rápidas de hasta 150 kW. Relativo al tema de meterlo en pista, viene con componentes bastante adecuados para ello como los amortiguadores Öhlins, los frenos carbocerámicos Brembo o los neumáticos Michelin Pilot Sport 4S (Cup en el Track Edition).

Aunque este Drako GTE pueda parecer todavía un prototipo, la marca afirma que es plenamente funcional y que está listo para ser llevado a producción. Se planea una tirada limitada a 25 unidades, con las primeras entregas programadas para el próximo año 2020. La exclusividad se paga y quien quiera hacerse con este sedán eléctrico de altos vuelos tendrá que desembolsar 1,25 millones de dólares (unos 1,13 millones de euros al cambio).

Fuente: Drako Motors

Galería de fotos.

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta