Logo de Noticias Coches
chocolate
Pablo Maza

El chocolate que inspiró a Ford

Puede ser desafortunado hablar de chocolate en pleno mes de mayo, con el buen tiempo a la vuelta de la esquina y muchos inmersos ya en plena operación bikini. Intenten no pensar mucho en el continente y vamos a centrarnos en el contenido, que no engorda.

Debe ser que algunos de los ingenieros que trabajan en Ford son aficionados a degustar chocolate en sus ratos libres, lo que no podían imaginar es que de un momento aparentemente tan poco productivo iba a nacer una idea que después podría ser aplicada al trabajo.

Los más cacainómanos (ojo, no confundir vocales), seguro que alguna vez habéis probado el Aero de Nestlé, esa chocolatina con una textura formada por pequeñas burbujas, parecidas a las celdas de una colmena y que transmite una sensación en la boca de menor condensación, más ligero.

Esto aporta una mayor resistencia por el reparto de fuerzas de la esfera, a la vez que reduce significativamente el peso, ya que las burbujas son huecas en su interior.

Pues bien, este particular diseño es el que ha inspirado a Ford para fabricar un nuevo material plástico más resistente y liviano. Ha sido bautizado como MuCell y ha conseguido reducir hasta un 20% el peso y un 33% más de eficacia en la construcción.

Todo ello supone reducciones importantes en el consumo de energía, en emisiones durante el proceso de fabricación, así como en los costes. “Eliminamos mucho peso, no solamente por este nuevo material, sino también porque los vehículos ligeros se manejan mejor, aceleran y paran más rápido. El cliente es el mayor beneficiado ya que el plástico provoca que el vehículo sea un 20% más ligero sin aumentar los costes o reducir la fuerza, ayudando al automóvil a ser mejor en casi cada aspecto”.

Ford ya ha pensado posibles aplicaciones para este “choco-material” y se prevé su instalación en los salpicaderos de los modelos Focus, C-MAX, Grand C-MAX, S-MAX, Mondeo y Ford Galaxy.

Vía: Gizmodo

  • Ford
  • innovación
  • materiales