Logo de Noticias Coches
carrera calle
Redacción

El Consejo de Estado pone cordura a los planes de la DGT

Llevamos un tiempo analizando los cambios en la Ley de Tráfico. Esta Ley arrancó su tramitación hace más de un año, en octubre de 2013. Trajo importantes novedades sobre los que ya habíamos hablado, muchos de los cuales se aplicaron de inmediato, justo antes de Semana Santa, en el mes de abril (prohibición de detectores de radar, mayores sanciones por alcoholemia o droga, casco obligatorio para menores…)

Otros cambios importantes necesitaban una reforma del Reglamento General de Circulación. Entre ellos, los nuevos límites de velocidad. Parecía que todo estaba listo para su aplicación inmediata, a principios de este año, pero el Consejo de Estado estuvo observando con lupa el borrador…y tardó en devolverlo

Por lo que parece, no le gustaron nada ciertas medidas. En su dictamen (que ojo, no es vinculante) pide a la Dirección General de Tráfico (DGT) que reconsidere el proyecto de Reglamento de Circulación para que pueda ser aprobado, y achaca que existen «notables imprecisiones» en el texto. Estos son los puntos sobre los que no están de acuerdo:

Límites de velocidad y controles de alcoholemia a peatones

Como lo oyes. El borrador del Reglamento de Circulación imponía límites de velocidad a los peatones, además de obligar a pasar controles de alcoholemia y drogas si cometen alguna infracción. El texto habla de «usuarios de la vía», que iincluye tanto a conductores de vehículos como a peatones, por lo que tendrían idénticas obligaciones.

Una locura, ¿verdad? Sin duda, Valle Inclán estaría encantado con este esperpento. Por suerte, desde el Consejo de Estado (el supremo órgano consultivo en España) han mantenido la cordura y apuntan, según nos cuenat Europa Press, que «los derechos de libertad y seguridad a circular libremente por el territorio nacional y a la intimidad personal de la Constitución, se verían dañados, por el simple hecho de que pasear por las vías se sometiera a estas restricciones».

Llegan a poner varios que demuestra lo ridículo de la norma: solamente por acudir a una fiesta o una boda podrían someterte a un control de alcoholemia, si cerca se produce un accidente. Lo mismo ocurriría con gente que deba tomar medicamentos con codeínas, opiáceos o benzodiacepinas, ya que darían positivo en el test de drogas.

Y sí, el texto está tan mal redactado que afectaría a la hora de imponer unos límites de velocidad. La norma propuesta por la DGT pretende introducir un límite de velocidad máxima a los peatones mediante el texto: «Los vehículos en los que su conductor circule a pie no sobrepasarán la velocidad del paso humano». El Consejo de Estado asegura que supondría «la prohibición de correr, un deporte extendido en estos tiempos».

A vueltas con la reducción de la velocidad

Los cambios de límites de velocidad en las diferentes vías también han sido analizados por el Consejo de Estado. Y La primera, en la frente. Aseguran que la DGT no ha calculado los gastos de nueva señalización y que no ha documentado algunas de las cifras que presenta y que relacionan la velocidad con la siniestralidad en algunas carreteras. Es más, «no se ha dado respuesta alguna» a las alegaciones de administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones.

El Consejo de Estado duda del aumento de velocidad en autopista a 130km/h, en circunstancias especiales  con un argumento muy bueno. El nuevo límite se señalizará en los paneles con mensaje variable. ¿Cómo podría probar entonces un conductor que cuando circulaba a 130km/h lo hacían en cumplimiento de la norma fijada en un panel?

Según el órgano consultivo, la ciudadanía no demandó el cambio de los límites de velocidad. Además, indica que la reducción de 100 a 90 km/h en vías secundarias (e incluso a 50 km/h) «ralentizará necesariamente todos los desplazamientos en España». No sólo eso. Los límites de 30 km/h (o 20) en zona urbana, «invaden las competencias de las Entidades Locales» y podría «colapsar» la circulación de las ciudades.

También tienen relación con la velocidad las normas «absurdas» sobre los ciclistas, ta que se fihan límites de velocidad para estos vehículos, «cuando no poseen medidores».

Fuente: Europa Press
Foto destacada: cc Flickr Dan Nguyen

  • DGT
  • leyes
  • límites de velocidad
  • seguridad vial