Desde que fue presentada la nueva generación del Ford Focus hemos estado contando los días para poder conocer su versión deportiva. Estrenar la plataforma C2 ha hecho que presente un comportamiento más dinámico y conseguido, por lo que se las expectativas son altas. Y por fin ha sido presentado el Ford Focus ST 2019, el encargado de representar a la marca entre los compactos deportivos sin llegar al extremo, pues todavía faltará por llegar un Focus RS.

Y vamos a comenzar hablando de uno de los aspectos más interesantes de este coche: su gama mecánica. Se ha cumplido exactamente lo que adelantamos hace tiempo y monta bajo el capó el motor 2.3 EcoBoost, un cuatro cilindros que era llevado por el anterior Focus RS. Aunque en este caso la potencia se queda en unos nada despreciables 280 CV y 420 Nm de par. Aunque no son los 350 CV del RS, es una mejora considerable respecto a los 250 CV y 360 Nm del anterior Focus ST.

Sobra decir que en el nuevo Ford Focus ST seguirá siendo tracción delantera. Aunque la marca del óvalo se reserva las prestaciones de este ejemplar, afirma que tendrá una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos. En este caso, se podrá elegir entre el cambio manual de seis velocidades y la transmisión automática de siete relaciones. Y a pesar de que le estemos dando todo el protagonismo al bloque de gasolina, hay otra opción donde elegir.

Se trata de la mecánica diésel más potente montada en un Ford Focus. Es el 2.0 EcoBlue de 190 y 400 Nm, que supondrá una opción ideal para los que quieran deportividad y tengan que hacer muchos kilómetros. El comportamiento dinámico quedará asegurado gracias a la suspensión adaptativa llamada Continuously Controlled Damping (CCD), a los frenos mejorados o al nuevo eLSD, un diferencial electrónico en el eje delantero.

Si hablamos del apartado estético, lo cierto es que no hay demasiada diferenciación entre este nuevo Ford Focus ST y los que montan el acabado ST-Line. Estrena unos paragolpes más prominentes y deportivos, a lo que hay que sumar detalles como la parrilla rediseñada y con un llamativo entramado. Hay para elegir llantas de 18 y 19 pulgadas y las pinzas de freno pueden ir en rojo. En la zaga destaca el spoiler de techo y la salida de escape doble, que va perfectamente integrada.

En el interior también hay una serie de equipamiento específico para dotar de mayor atractivo a este Ford Focus ST. Hablamos de unos asientos deportivos Recaro que acogen mejor el cuerpo o a un volante a juego con el conjunto. No faltarán las siglas ST en varios lugares del habitáculo y la calidad será algo superior que en otras versiones. Este ejemplar llegará a los concesionarios este mismo verano con las dos carrocerías disponibles: cinco puertas o familiar Sportbreak.

Fuente: Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta