Desde 2009 China es el mayor mercado automovillístico, superando también a los EE.UU. un año más tarde como primer fabricante de coches. Y, según leemos en Forbes, en los próximos siete años se espera, según datos de McKinsey & Company, que adelante también a norteamérica como el primer mercado de coches de lujo a nivel mundial. La automoción china parece imparable.

Pero claro, todo este crecimiento exponencial tiene un precio. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), también se convertirá en el lugar con los atascos de tráfico más grandes del mundo. De hecho, cuando uno ve el gráfico de sus previsiones (kilómetros anuales recorridos por pasajero) no le queda otra que austarse:

iea estudio uso mundial de vehiculosLa AIE prevé que viaje mundial de vehículos se duplique para el año 2050. Pero las previsiones son especialmente malas para los conductores chinos, que podrían ver cómo el atasco más grande del mundo (con coches parados durante nueve días), dejaría de ser anecdótico para convertirse en habitual. Y no sólo eso. A pesar de que también se espera que se vayan imponiendo soluciones de tecnologías limpias de aquí a 2050, las emisiones de vehículos aumentarán un 70% durante ese tiempo a nivel global.

El mayor responsble de ese aumento se prevé en China. El kilometraje recorrido pasará de de menos de 1.500 millones de kilómetros en 2010 a cerca de 9.000 de dólares en 2050. De ahí que, según nos cuenta China Car Times, ocho ciudades chinas ya tengan sobre la mesa propuestas de límites a las ventas de automóviles para frenar la contaminación.

trafico china de nochePor ahora estas restricciones a la venta de automóviles no han sido anunciadas de forma oficial, aunque la Asociación China de Fabricantes de Automóviles quiere poner la venda antes de la herida y ya está luchando contra ellos. Sus argumentos, que van a afectar a la economía más de lo que le ayudará con el problema de la contaminación.

Desde luego, resultará casi imposible controlar ese aumento del tráfico. Está demostrado que construir infraestructuras lo único que consigue es animar a coger el transporte privado. Las causas y soluciones a los atascos son variadas. Quizá la tecnología y los avances en coches sin conductor

puedan ayudar, pero la tendencia al aumento de consumo mundial de vehículos tiene visos de ser un problema para China a  medio plazo.

Fuente: Green Car Reports
Fotos: Li Lou cc Flikr World Bank, Flickr Kiril Trax

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta