El precio de los coches rompió en julio pasado la tendencia a la baja que venían manteniendo y experimentaron una subida de tres décimas, en contraste con la bajada de tres décimas que registró el IPC general, debido a la estacionalidad de este mes, tradicionalmente el mejor para la venta de coches.

De todos modos, y a pesa de este repunte, continúa siendo un buen momento para comprar un coche nuevo. Y es que los precios de los automóviles no registran variación alguna en lo que va de año y acumulan un descenso del 2,3% en términos interanuales, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, los precios de otros vehículos subieron una décima en julio, aunque descienden un 0,2% en los siete primeros meses del año. En tasa interanual (últimos doce meses), experimentan una subida del 2,4%.

Los repuestos y accesorios de mantenimiento se abarataron cuatro décimas en julio, de forma que el descenso correspondiente a los siete primeros meses de 2013 es del 1,2%. No obstante, en los últimos doce meses suben un 0,7%.

Los carburantes y lubricantes se encarecieron un 2,4% en julio pasado. De esta forma, acumulan un incremento del 2,9% desde que comenzó este año, aunque en términos interanuales la subida se limita al 2,5%.

Los precios de los servicios de mantenimiento y reparaciones, referencia utilizada por algunas aseguradoras para actualizar las pólizas, bajaron una décima en julio, pero suben un 0,3% en lo que va de año y un 2,9% en tasa interanual.

Por último, en el apartado Otros servicios relativos a los vehículos, el INE constata una disminución de los precios de tres décimas en julio y una subida del 2,9% en los últimos doce meses. En lo que va de año no hubo variación alguna.

Fuente: Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta