A principios de este año, Land Rover anunció que estaba trabajando para electrificar un Defender. A pesar de que el mítico 4×4 británico pueda en principio parecer que no es el candidato más lógico para  iniciar el camino de la marca en los coches eléctricos, las pruebas de este Land Rover Defender eléctrico comenzaron el mes pasado en el Eden Project en Cornwall, Inglaterra… Y ojo, que parece que estos ensayos son más que positivos.

Una de las muchas pruebas, diseñada para comprobar la potencia de tiro de este primer Defender eléctrico consistía en mover un tren de carretera de 12 toneladas, compuesto por cuatro remolques, en los que viajaban 60 visitantes del Eden Project. El vehículo demostró su valía. Fue capaz de hasta superar una cuesta con un 6% de inclinación. Recordemos que este Defender 110 tiene potencia suficiente para alcanzar los 112 km/h, manteniendo su condición de todoterreno.

Land Rover Electric Defender 06

Además de la capacidad de remolque que debe acompañar siempre a un Land Rover, la marca  está muy centrada en los aspectos de frenado regenerativo del 4×4 eléctrico. Forma parte del sistema de control de descenso de pendientes del fabricante, para descender taludes empinados, y así Land Rover afirma que puede recuperar hasta el 80% de la energía cinética del vehículo. Se espera que hasta 30 kW lleguen de nuevo a las baterías a través de este tipo de frenado regenerativo.

Ahora mismo, se tarda diez horas en cargar completamente las baterías de iones de litio, pero será posible rebajarlo a cuatro horas utilizando la tecnología de carga rápida. La autonomía del coche es 80,5 km, más 20 km de reserva. Parece claro que el Defender eléctrico no va a ganar ningún concurso de autonomía a corto plazo… aunque no es ese su objetivo. Está predestinado moverse entre la naturaleza a bajas velocidades, en rutas cortas, más que enfocado hacia expediciones de larga distancia.

Land Rover Electric Defender 08

Y es que en estas condiciones off-road más lentas, Land Rover ha comprobado que su todoterreno eléctrico puede moverse hasta ocho horas con una sola carga. El vehículo de prueba también recibió una segunda batería con el fin de ampliar las horas de ensayo, al tiempo que mejora la estabilidad del vehículo y la distribución del peso. Como informábamos en febrero, es poco probable Land Rover produzca a corto plazo un vehículo 100% eléctrico, aunque podría tener su mercado.

Dentro de los planes de futuro de Land Rover parece que su todoterreno más capaz no tiene hueco y la marca piensa en el prototipo DC 100 para sustituir en el 2015 al digno y honesto heredero del Serie 1. Y en el apartado de la electrificación, la compañía británica parece que empezará por lanzar un Range Rover híbrido, algo que podría ocurrir más pronto que tarde.

Fuente: Land Rover
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta