El sector del renting de vehículos (alquiler a largo plazo), redujo casi un 50% sus compras de automóviles y su inversión durante el primer semestre del año, como consecuencia de la crisis económica y de la incertidumbre, factores que están llevando a los clientes a alargar sus contratos en lugar de renovar su flota.

Las compras de vehículos de renting en el primer semestre de 2009 han descendido a 50.674 unidades, lo que supone el 10,28% de las 493.124 matriculaciones de coches  nuevos realizadas durante este periodo.

Y es que la incertidumbre empresarial no ha cesado, de forma que los clientes siguen demandando una prórroga de sus contratos. Como consecuencia, el plazo medio de los contratos se eleva actualmente a 42,94 meses.

De esta situación se desprende que la flota de coches de renting se sitúe en 538.382 unidades, un 6,91% menos que en el mismo periodo de 2008 según datos de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER).

En cuanto al volumen de facturación, los resultados facilitados por la AER indican que ha alcanzado los 2.288,93 millones de euros, frente a los 2.426,98 millones de euros facturados en el primer semestre del pasado año.

Y es que la situación no es nada favorable para el sector del renting ya que si bien las ventas de coches a particulares crecieron un 14,5% en junio, el canal de empresas mantiene una tónica de descensos, lo que afecta directamente al sector del renting, de tal manera que las matriculaciones de turismos descendieron en su conjunto un 15,9% el mes pasado.
Lo que se espera para el futuro del sector del renting es un descenso al final del año de un 10% de la flota de vehículos.

Como dato de interés de este primer semestre, decir que las tres marcas más solicitadas han sido, por este orden, Renault, Ford y Citroën.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta