Noticias frescas desde Arizona, la meca de la automoción autónoma. Hace un par de meses la cadena de supermercados Kruger anunciaba que iba a probar entregas de comestibles usando las cápsulas autónomas de Nuro. Pues bien, ese momento ha llegado y la primera ciudad en probarlo será Scottsdale.

Tras realizar un pedido en el portal de Internet o en la aplicación móvil, el cliente puede elegir una frnaja horaria (en ese mismo día o al siguiente) para que le llegue su pedido. El coste es de 5,95 dólares, sin importar el tamaño del pedido.

Eso sí, en un principio no las recibirán en esas cápsulas tan chulas y futuristas que ves en las imágenes. Para ello habrá que esperar hasta finales de año… así que por ahora un “simple” Toyota Prius autónomo será quien realice las entregas.

No son los únicos. Otra empresa, AutoX presentó el lunes pasado un proyecto piloto que se lanzará en la ciudad californiana de San José y piensan expandirse rápidamente en las próximas semanas a otros ugares cercanos como Mountain View y Palo Alto.

Los clientes comienzan utilizando una aplicación (disponible en la App Store de Apple) para realizar un pedido en GrubMarket, una empresa de comercio electrónico asociada que obtiene productos frescos de varios productores locales. Estos artículos se colocan en un maletero (climatizado adecuadamente) de un Lincoln MKZ sin conductor, que se dirigirse de manera autónoma a la dirección del cliente.

La aplicación avisa a los usuarios cuándo llega el automóvil, de modo que pueden dirigirse para retirar el pedido de su maletero (que se desbloquea a través de la aplicación). Además, la ventana trasera del lado del pasajero del vehículo se abre de manera automática, mostrando al comprador un estante de artículos adicionales que pueden comprar en el acto. Un sistema de visión por ordenador observa qué elementos se sacan de ese estante y los agrega a la factura.

En lugar de la tecnología LiDAR (Detección y determinación de la luz) más costosa, el sistema de inteligencia artificial de los automóviles guiados por GPS utiliza principalmente cámaras relativamente “baratas” de alta resolución para ver el camino y detectar obstáculos como peatones y otros vehículos.

El servicio actualmente es gratuito (obviamente, hay que pagar los comestibles comprados), pero indican que tras finalizar el proyecto piloto las tarifas serán más bajas que las de los servicios de entrega con conductores humanos. Puedes ver una demostración del sistema en este vídeo:

Fuente: AutoX, Kroger, Nuro

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta