La situación actual del estado de alarma que afecta a la totalidad de las actividades no esenciales españolas ha paralizado la actividad de los concesionarios, como tantos otros sectores de la economía española.

No sólo se ha detenido la actividad industrial, sino que también se ha confinado la actividad comercial del sector del automóvil. Muchas concesiones siguen atendiendo a los clientes que se interesan por algún vehículo desde Internet (un canal que no cierra incluso en pandemias o estado de alarma), pero no cabe duda de que está afectando y mucho, con consecuencias por el meomento impredecibles:

Impacto en coches nuevos

Según datos de MSI para Faconauto, la patronal de concesionarios, recogidos por Europa Press, las matriculaciones de coches nuevos se han desplomado un 85%, mientras que los trabajos en los talleres han caído un 99%. Faconauto calcula que el impacto del periodo de estado de alarma sobre la facturación de las redes de concesionarios es de 2.500 millones de euros.

La consultora señala que las matriculaciones de turismos y todoterrenos cayeron hasta 1.412 unidades durante el lunes, primer día laborable tras el estado de alarma. Esta cifra supone una reducción del 72.8% respecto a febrero del año pasado. En 2019 se matricualaron 5.200 unidades de media a diario.

Hemos de recordar que Faconauto recomendó el cierre de todas las instalaciones de la red oficial de concesionarios, tanto las dedicadas a la venta como las de reparación de vehículos durante el tiempo que se aplique el estado de alarma.

Impacto en coches usados

El mercado de coches de ocasión también se ha detenido en seco debido a la pandemia del coronavirus. En la primera semana en la que ha estado en vigor la declaración de estado de alarma en   las transferencias de coches de segunda mano cayeron un 63,4%. En total, se registraron 15.709 operaciones, según los datos facilitados por Ideauto para Ganvam (Asociación nacional de vendedores de vehículos a motor, reparación y recambios.

Como los puntos de venta físicos se han cerrado para evitar la propagación del patógeno es lógico que las ventas de coches usados en el canal de particulares registren una caída del 80,9%. Ha sido el canal digital el único que mantiene actividad, si bien reducida. Tal y como observamos en coches.com, algunos compradores aprovechan para seguir buscando el coche que mejor se adapte a sus necesidades y los reservan, esperando para formalizar la compraventa cuando se levante el estado de alarma.

Respuestas de patronal y sindicatos

No cabe duda de que, en un momento de tal parálisis, las empresas del sector aplicarán ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) por causas de fuerza mayor. Según estimaciones de la patronal de los concesionarios (Faconauto), afectarán a 151.000 trabajadores pero su aprobación es «esencial para que el sector pare el primer golpe provocado por la crisis». Al mismo tiempo piden celerilda para su tramitación pues «son la base sobre la que cimentar la recuperación, ya que permitirán conservar el empleo».

La patronal indica que apenas 10.000 empleos en España no se verán afectados por los ERTE, ya que prestan servicios estratégicos. En este sentido indican que talleres recibieron 2.370 peticiones de servicios urgentes en la primera semana del estado de alarma

Por su parte, el secretario general de UGT FICA, (Federación de Industria, Construcción y Agro de la Unión General de Trabajadores) señalaba en un artículo de El País que se valoren los ERTE como “herramienta básica para impedir los despidos”.

Fuentes: Faconauto, Ganvam

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta