El uso de material sanitario como mascarillas o gel desinfectante se ha vuelto indispensable a causa del COVID-19. Ya hemos dado algunos consejos para desinfectar el coche para evitar la transmisión del virus y seguro que hay muchos usuarios que acostumbran a llevar algo de material en el vehículo. Aunque hace unos días saltaron las alarmas ante una supuesta explosión de un gel desinfectante por su calentamiento dentro de un coche, una imagen que se ha vuelto viral en redes sociales.

Sin embargo, no hay indicios de que este hecho sea cierto, lo más probable es que estemos ante un bulo. Las autoridades de Málaga, uno de los lugares donde supuestamente se registró esta explosión, lo han desmentido. Consultando fuentes profesionales, todas coinciden es que es prácticamente imposible que un gel hidroalcohólico explote en el interior de un coche. Lo más probable es que con la temperatura el envase se deforme o se abra el cierre, teniendo como consecuencia que se derramase y que se volatilizara el alcohol.

Estamos hablando del caso de los pequeños botes de hidrogel, con unos 100 o 200 cm³ de capacidad como mucho. Porque si se deja una garrafa de 25 litros de este líquido si que se podría darse que la presión parcial del alcohol volatilizado que terminara por desembocar en una fuerte explosión en el interior del vehículo. Así que en pequeñas cantidades tiene más que ver con el tipo de envase. En un spray que va envasado a mucha más presión las probabilidades de explosión aumentan, pero en estos botes no hay apenas riesgo.

También hablamos de geles hidroalcohólicos comprados, cuya composición contiene agua, glicerina, alcohol etílico y gelificante. Dicho alcohol suele ser etanol al 80 % que tiene una temperatura de ignición muy baja y arde con facilidad por separado. Pero al unirse con el resto de elementos se modifica esa cualidad, porque la glicerina tiene un punto de ebullición muy alto y reduce la volatilidad del etanol (además de hacer que permanezca más tiempo sobre la piel). Otro caso es el de los geles caseros, no recomendados por profesionales, pues los elementos podrían no aparecer en las medidas correspondientes y sí que habría peligro de ignición.

Fuente: Newtral

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta