Logo de Noticias Coches
Bugatti Centodieci Nardo – 4
Mario Nogales

Más de 50.000 kilómetros para que el Bugatti Centodieci llegue en plena forma

Hay pocos coches que sean más exclusivos que el Bugatti Centodieci. El ejemplar que querían rendir homenaje a su antepasado, el EB 110 de 1991, fue anunciado en una tirada limitada a apenas diez unidades. Tomaba la base del Chiron, aunque se realizaban un buen número de modificaciones a todos los niveles. Es por ello que este ejemplar necesita su propia fase de pruebas y un desarrollo exhaustivo para llegar a los clientes en perfectas condiciones. Han sido necesarios varios meses y más de 50.0000 kilómetros para que pueda pasar a producción.

El Bugatti Centodieci está siendo creado en la fábrica de Molsheim de forma totalmente artesanal después de que un prototipo fuera exprimido de todas las maneras posibles para asegurarse que no había fallos en el producto. Además de someterse a temperaturas extremas, este modelo ha sido probado en el circuito de Nardo, al sur de Italia, para certificar su resistencia. Tres pilotos de Bugatti Engineering se turnaban para tener al coche rodando sin pausa con el objetivo de recopilar datos y evaluar su comportamiento.

Pero no son pilotos normales, porque su nivel de sensibilidad y conocimientos tiene que estar a la altura. Al conducir el Bugatti Centodieci por todo tipo de vías y a cualquier rango de velocidad, tienen que ser capaces de percibir los más mínimos ruidos, movimientos e irregularidades atípicos. El coche ha cubierto hasta 1.200 kilómetros diarios durante esta fase, parando únicamente para realizar controles técnicos, repostajes y cambios de conductor. Si detectan algo fuera de lo normal, se hacen los ajustes necesarios para seguir probando.

Nardo es el lugar ideal para realizar este tipo de desarrollo. No hay que olvidar que se trata de un circuito oval de 12,6 kilómetros de longitud que cuenta con un diámetro de cuatro kilómetros y permite que el Bugatti Centodieci se ponga a los 380 km/h que es capaz de alcanzar. Pero no sólo se trata del trazado en sí, también hay que sumar los 70 kilómetros de carreteras con diferentes superficies en sus alrededores. Todo para conseguir que un coche tan exclusivo cumpla todos los estándares de calidad. No se puede esperar menos de un ejemplar que tiene un precio de partida de 8 millones de euros.

Galería de fotos:

  • Bugatti
  • circuitos
  • edición especial