Si estás buscando hacer un viaje a Italia y eres un aficionado al mundo del motor, hay nueva una visita obligatoria para agregar en tu lista. Viene por cortesía de FCA Heritage, una organización encargada de mostrar y cuidar el legado histórico de los coches de Fiat, Abarth, Lancia y Alfa Romeo.

Bajo el nombre de FCA Heritage Hub, la Officina 81 en Vía Plava acoge a los modelos más ilustres del grupo en la enorme área industrial de Mirafiori, en Turín. El edificio de 15.000 m2 se utilizó una vez para fabricar engranajes, ejes de transmisión y cojinetes. Ahora, bajo el suelo original de la fábrica, hay más de 250 vehículos de la gama Fiat, Lancia, Abarth y Alfa Romeo, estando esta última representada también en Milán, en el Museo Storico Alfa Romeo.

El centro del edificio está dedicado a ocho exhibiciones separadas, cada una con ocho coches, mientras que en el lado izquierdo del edificio hay alrededor de 100 máquinas Fiat y Abarth. Muchos de ellos son estudios de diseño, vehículos conceptuales y prototipos. En el lado derecho hay un número similar de Lancia, desde el primero hasta el más reciente, con base Chrysler. El edificio en sí ha sido restaurado con mimo, utilizando los colores históricos. Pintura de color mostaza y verde en las paredes y en las columnas, similar a cuando se inauguró la planta en 1968.

Las áreas de reunión en el pasillo central están diseñadas como espacios de colaboración para los empleados de FCA, así como áreas de descanso para los visitantes, que podrán reservar visitas guiadas. A menos de medio kilómetro del centro se encuentra el taller de FCA Heritage, donde se están llevando a cabo cuatro restauraciones de clientes y donde ya se han completado 500 certificaciones de autenticidad. Los coches irán cambiando de lugar entre los ocho espacios destinados para ellos. Los susodichos están formados por:

Archistars, que se centra en aquellos diseños que rompen moldes. Entre los más destacados se encuentran el Lancia Lambda, el primer automóvil con chasis monocasco del mundo, el Lancia Flavia, el primer modelo italiano equipado con tracción delantera y frenos de disco en las cuatro ruedas, y los Fiat 500 Topolino, 600, Panda y Uno. También hay hueco para coches únicos, como el Fiat 130 familiar y Panda Rock Moretti, el Abarth 2400 Coupé Alemanno de Carlo Abarth (fundador de la marca), el Lancia Astura Farina y el Flaminia Coupé Loraymo.

Otros modelos de índole más ecológica y sostenible gozan de su propio espacio, comenzando con el X1/23 de 1974 y el Ecobasic de 1999, ambos totalmente eléctricos y muy avanzados tecnológicamente. Varios de los coches están construidos con materiales sostenibles, incluido un tejido de cáscara de coco para forrar los asientos y plásticos reciclables.

La siguiente sección ha sido bautizada como Epic Journeys, con el Fiat Campagnola AR 51 entre los protagonistas. Recorrió África desde Ciudad del Cabo a Argel en 1952 en un récord de 11 días. Otro ilustre modelo fue el Fiat 1100 E, que en 1953 completó la primera gira mundial de un solo piloto, cubriendo más de 72.000 km, además del Fiat 124 S que en 1970 llegó al Cabo Norte en 50 días desde Ciudad del Cabo, el Fiat 131 Abarth que ganó en su categoría en el Londres-Sydney de 1977, y el Lancia Delta HF Integrale del Grupo A que venció en el Rally Safari de 1988.

Records and Races comienza en 1908, con el Fiat S61 y el Alfa Sport 12HP (una versión de competición del primer coche construido por Lancia), junto con un Lancia D50 de Fórmula 1, tres  Abarth romperécords y dos campeones del mundo de la resistencia: el Lancia Beta Montecarlo Turbo y el LC2. Small and Safe muestra los coches más compactos y seguros de Milán. Así se presentaba el Lancia Augusta de 1933 y el Lancia Ardea de 1939. Tamién hacen acto de presencia algunos prototipos como el Fiat City Taxi de 1968, y los modelos ESV 1500 y ESV 2000, ambos diseñados para analizar la seguridad y la resistencia ante una colisión.

Style Marks se centra en los automóviles que expresaban la identidad de sus respectivas marcas en el momento. En esta sección se integran desde el Lancia Aurelia B20 hasta el Fiat Barchetta. La era del Rally, que abarca el Lancia Fulvia HF 1600, que ganó el Rally de Monte Carlo de 1972, el Stratos HF, el victorioso Delta HF y los Fiat 124 y 131 firmados por Abarth para el campeonato de rallies.

Son los primeros días para el nuevo complejo de FCA Heritage Hub, que aún no se ha abierto oficialmente al público, y un sitio web que detallará las historias de las cuatro marcas está en camino. No tiene la arquitectura moderna de los grandes museos de los fabricantes alemanes, pero es auténtico y no se disculpa por mostrar coches que han estado escondidos durante años. Muchos de ellos ahora muestran abolladuras y arañazos motivados por sus años en el exilio.

Fuente: Fiat
Galería de fotos:

Ver galeria (24 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta