Hay dos términos que, combinados, producen un cóctel explosivo de emociones en mi cabeza. Son Ferrari y años 50. Incluso un organismo unicelular me entenderá cuando vea este Ferrari 340/375 MM Berlinetta “Competizione” de 1953.

La mayoría de los historiadores de Ferrari consideran que se trata de uno de los Ferraris más importantes de la década de 1950 y por lo tanto uno de los más importantes del siglo 20. La carrocería del coche es una obra de arte y fue diseñado por Pininfarina (en realidad por Pinin Farina, ya que esto fue antes de que el nombre se uniese oficialmente, en los años 60).

La buena noticia para los millonarios es que sale a subasta en Villa Erba, el 25 de mayo de 2013. Si te apetece poseer el único y más emblemática Ferrari 340/375 MM Berlinetta “Competizione” en el mundo. Sí, el más emblemático… ya que combina rareza, potentes especificaciones mecánicas, importante historia de las carreras y una deslumbrante carrocería.

Pero este automóvil fabricado para las carreras… tiene una historia detrás que lo hace todavía más especial. Fue uno de los tres 340/375 MM que Ferrari fabricó para participar en las 24 horas de Le Mans de 1953. La marca italiana tenía que luchar contra el poder de Jaguar, Maserati, y Lancia, así que encargaron a Pinin Farina la nueva carrocería, derivada del 250 MM, con una distancia entre ejes de 2.500 mm. Dos unidades (entre ellas esta unidad, la 0320AM ) montaron motores V12 de 4.1 litros y la tercera un propulsor V12 Lampredi de 4.494 cc que derivaba de los 375 de Fórmula 1.

El Ferrari 340/375 MM Berlinetta Competizione 0320AM estba listo para participar en la 13 edición de las 24 Horas de Le Mans (que este año cumple 90 ediciones). Con el número 14, estaba pilotado por Mike Hawthorn y Nino Farina, y quedaron segundos… aunque fue descalificado ya que echaron líquido de frenos durante una parada en boxes, violando una antigua regla que prohíbía añadir líquidos antes de la vuelta 28.

Al mes siguiente, este Ferrari recibió mejoras de fábrica. El motor original, 70M número interno, se desmontó, y su capacidad se aumentó a 4,5 litros. El coche también recibió modificaciones en su carrocería, con un morro más aerodinámico. con los faros empotradas para mejorar la downforce a altas velocidades. Tras abandonar por problemas mecánicos en las 24 Horas de Spa ganó las 12 Horas de Pescara, con Mike Hawthorn y Umberto Maglioli al volante. Y luego el chasis 0320AM fue entregado a su primer propietario privado: Tullio Pacini, de Roma, Italia, el 9 de octubre.

A finales de noviembre de 1953, este 375 fue uno de los cinco Ferraris inscritos en la Carrera Panamericana, donde Enzo Ferrari mostraba sus vehículos para el mercado norteamericano. En la quinta etapa Umberto Maglioli marcó un récord en la prueba que todavía no se ha batido: 222 km/h de velocidad media, en un recorrido de 223 millas.

En 1954 el coche llegó a Estados Unidos, donde un año después volvió a su estado original debido a un choque frontal (también se aprovechó para retomar el enorme cristal trasero envolvente diseñado originalmente por Pinin Farina. Tras numerosos cambios de manos que puedes consultar en la web de subastas del artículo, en 1999 lo compró el inglés Sir Anthony Bamford, que lo presentó el 4 de junio de 2000, a la Louis Vuitton Concours d ‘Elegance, donde ganó dos premios.

Su actual dueño se hizo con él en julio de 2006 y se preocupó de realizar una completa restauración de este legendari0 375 MM para devolverlo a su estado original, con los mismos colores con los que participó en Le Mans 1953. También se ampliaron los pasos de la rueda trasera y la remodelación del morro a su estilo original, con los faros originales.

Desde entonces, esta maravilla se ha lucido en los Goodwood Festival of Speed 2008 y 2010. ¿Por cuánto se venderá? hablamos de un coche del que solamente se produjeron tres unidades. Con una procedencia del mundo de la competición casi imposible de igualar, ya que fue pilotado por tres campeones del mundo: Alberto Ascari, Nino Farina, y Mike Hawthorn.

Si a eso unimos una restauración ejemplar, hablamos de un coche que podría ser la estrella de cualquier colección de automóviles o museo. Y, si no lo crees así, echa un ojo al vídeo a continuación y a la impresionante galería de fotos, repleta de detalles capaces de conquistar a cualquiera.


Fuente: RM Auctions
Galería de fotos: Tim Scott, cortesía de RM Auctions
[gakllery]

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta