Logo de Noticias Coches
Ferrari 400 Automatic i Meera S 1983 (10)
Luis Blázquez

¿Por qué alguien querría que su Ferrari se pareciera a un Mazda RX-7?

Este Ferrari tan desconocido aún por los entusiastas de la marca fue bautizado por el hijo del rey de Arabia Saudí, el príncipe Saoud, en honor a su dama del momento. Diseñado por Michelotti, el Ferrari Meera S es un verdadero ícono de los opulentos años 80, y un modelo único. Porque, cuando la gente normal como tú o yo compra un coche nuevo, sabemos que no es perfecto al 100 %, como casi nada en la vida. Hacemos las cuentas, una lista con nuestras necesidades y gustos, y el que mejor parado salga, a casa.

Las cosas son ligeramente diferentes para los miembros de la familia real de Arabia Saudita. Su presupuesto para un coche es, efectivamente, infinito, y en caso de que puedan encontrar algo que cumpla con sus requisitos, en lugar de conformarse con algo ya construido, simplemente le pagarán a alguien para que ejecute el plan a su gusto. Y el burgués sin nombre que encargó el Ferrari Meera S, obviamente, quería desesperadamente un coupé del cavallino como una especie de Grupo B muy similar al Mazda RX-7 de segunda generación (FB).

Comenzando con un Ferrari 400i, un coupé V12 con motor delantero lanzado originalmente en 1972 como sustituto del 365 GT4 2+2, el miembro de la realeza, enloquecida por poseer algo único, le encargó al legendario diseñador Giovanni Michelotti que transformara este GT de tres volúmenes en algo más radical. Sin embargo, hay un pequeño pero aquí. Michelotti, quien fue responsable de varios Ferrari, Maserati y Triumph en las décadas de 1950, 1960 y 1970, murió en 1980, y este modelo exacto figura como un vehículo nacido en 1983.

Parece más probable que fuera el trabajo de su hijo, Edgardo, y el equipo de la casa de diseño de Michelotti que dejó atrás, en lugar del gran hombre mismo, aunque es posible que Giovanni haya trabajado en algunos bocetos preliminares. De cualquier forma, parece un poco venido de un mix. Se ve bastante elegante en la vista de perfil, y mucho más deportivo que un Ferrari 400i “normal y corriente”, aunque se parece mucho a un RX-7 estirado con los paneles de los cuartos traseros ensanchados y rematado con una escuadra y un cartabón.

El morro cae de forma abrupta y en picado, sorprendentemente, si consideramos que el capó tiene que esconder un V12 de 4.8 litros y 315 CV y 412 Nm. Además, la parrilla con los listones y las luces emergentes son puramente de esa época. Pero la zaga se ve, simplemente, extraña. El cuarteto de luces parece estar demasiado bajo con unas proporciones que no destilan tanto la elegancia y deportividad de un Ferrari. Y esperemos que el aire acondicionado funcionase bien, porque conducir por una calle saudí con solo esas pequeñas ventanillas laterales…

Que así era, ya que contaba con lo último en tecnología para hacer que sus ocupantes estuvieran a la última. el Ferrari Meera S tiene muchas características inusuales, como un aire acondicionado dual (un intento temprano del climatizador bizona), techo corredizo eléctrico, instrumentación única de Michelotti Technica y un limpiaparabrisas en cada lado. Un monitor en el salpicadero tomaba inicialmente el lugar de un espejo retrovisor interior tradicional, y tiene un sistema de sonido que prometía ser el mejor en ese momento para disfrutar junto con el V12.

Aunque el interior parece el de un mero 412i automático, eso es por la restauración de Ferrari Classiche de 252.100 euros que recibió en 2010. Haciendo una búsqueda de imágenes del este modelo en concreto (adjuntas en la galería), se pueden ver fotos antiguas (presumiblemente tomadas antes de la entrega a su dueño) que muestran al Ferrari Meera S con un salpicadero digital de fábrica mucho más interesante. Pero con su acabado Bianco Fuji sobre un interior de cuero rojo y crema, el Meera S es un símbolo de la opulentadécadade los 80.

A modo de curiosidad, hay una historia interesante sobre el coche: la realeza regaló muy rápidamente a un amigo y luego se lo confiscó a un magnate de la droga holandés.

Fuente: RM Sotheby’s

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • deportivo
  • Ferrari