A principios de año conocimos al Ferrari 488 Pista, una versión más radical que nos dejaba con la boca abierta debido a su aspecto y prestaciones. El coupé estrenaba denominación y seguía la estela de otros modelos como los 360 Challenge Stradale430 Scuderia o 458 Speciale. Y cuando nadie lo esperaba fue presentada en Pebble Beach su versión descapotable, el Ferrari 488 Pista Spider, que además cuenta con el valor añadido de haberse convertido en el convertible número 50 de la marca.

Ser un ‘Pista’ ya podemos relacionarlo directamente con la eficiencia aerodinámica, con el uso de esa toma de aire delantera que emula los S-Duct de la Fórmula 1. A pesar de prescindir del techo, los italianos han intentado mantener la esencia del coupé y apenas hay cambios estéticos. Estrena librea en color blanco con franjas azules, además de unas llantas de 20 pulgadas con un diseño específico y acabado de diamante (opcionalmente hay disponibles unas de fibra de carbono).

El motor sigue en su posición central trasera y ya no se puede ver por la posición ocupada por el techo duro retráctil. Sigue siendo el V8 biturbo de 3.9 litros que tantas alegrías y galardones le ha traído a la marca. La potencia sigue siendo de 720 CV y 770 Nm de par, mientras que sus prestaciones también presumen de ser las prácticamente las mismas. Acelera de 0 a 100 km/h en 2,85 segundos, de 0 a 200 km/h en 8 segundos y tiene una velocidad máxima de 340 km/h.

¿Y cómo es posible que el Ferrari 488 Pista Spider consiga esto? Pues porque su incremento de peso es de apenas 100 kg. Si el coupé se quedaba en 1.280 kg, este descapotable pesa 1.380 kg después de haber hecho los cambios necesarios tras la sustitución del techo. Destaca su relación peso-potencia de 1,92 kg/CV, conseguida gracias a detalles como el de sustituir las alfombrillas por placas de aluminio o los tiradores de las puertas por correas de tela.

Fuente: Ferrari

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta