Este año se cumple el 20 aniversario del premio International Engine of the Year que elige a los mejores motores del mercado. Para poder participar, los motores deben ajustarse a una de las categorías creadas por la organización y estar a la venta en más de un país en junio de 2018.

En cada una de las doce categorías (más el motor del año, el premio más deseado), los expertos juzgan cada mecánica utilizando sus impresiones subjetivas de conducción y su conocimiento técnico, teniendo en cuenta el ahorro de combustible, la suavidad, el rendimiento, el ruido y la facilidad de conducción. Cada miembro del jurado (estos 68 periodistas) cuentan con 25 puntos para premiar a sus cinco motores favoritos en cada categoría. El máximo de puntos que se podía llevar un motor es de 15 puntos, con un mínimo de  1 punto. Los motores no pueden empatar en el primer puesto.

Estos son los ganadores en cada categoría. Y como verás, hay un claro triunfador: Ferrari, que se lleva nada menos que cinco galardones, un 38,5% del total:

Mejor motor del año

Ha arrasado. Con nada menso que 486 puntos, el 3.9 V8 biturbo de Ferrari (que montan el Ferrari 488 GTB, 488 Spider o el más radical 488 Pista) se ha lllevado el galardón más preciado por delante del seis cilindros en línea 3.0 turbo de Porsche (estrenado en el Porsche 911 2016 y que probamos), que se ha quedado con 198 puntos. El 6.5 V12 del Ferrari 812 Superfast ha sido tercero, con 158 puntos.

Mejor motor de menos de un litro

Se ha llevado el gato al agua el 1.0 TSI de Volkswagen, que montan muchos vehículos del Grupo, como el nuevo Seat Ibiza (ver prueba) o el Volkswagen Golf (ver prueba). Lo hemos destacado por su buen rendimiento y porque es capaz de mantener a raya los consumos en condiciones reales de conducción, algo que no todas las mecánicas tan pequeñas logran.

Sus 283 puntos superan por  poco al habitual ganador de esta categoría, el 1.0 Ecobost de Ford (lo encontramos desde el Ford Fiesta al Grand C-Max, pasando por el Mondeo, entre otros), que se queda a las puertas de repetir premio con 267 puntos.Más alejado está el bicilíndrico de BMW de 667 cc usado en el BMW i3 REX.

Mejor motor de entre 1,0 y 1,4 litros

El turbo tricilíndrico 1.2 PureTech del Grupo PSA gana esta  cuarta vez consecutiva.. y con mucha autoridad, 295 puntos. Se encarga de mover desde pequeños utilitarios a grandes SUV como el Peugeot 5008 o el Opel Grandland X.

Más alejado se queda el 1.4 TFSI ACT de Volkswagen, con desconexión activa de cilindros, que montan coches como el Audi Q2, el Seat León o el Skoda Kodiaq. Sus 185 puntos superan los 169 del 1.4 TFSI (idéntica mecánica que no es capaz de dejar de mover la mitad de cilindros) o el 1.4 TFSI híbrido que emplean los híbridos enchufables del grupo, que se queda con 152 puntos.

Mejor motor de entre 1,4 y 1,8 litros: 1.5 híbrido del BMW i8

Otro que se lleva la palma por cuarta vez es este 1.5 de BMW asociado a un motor eléctrico y un esquema híbrido enchufable. Lo podemos encontrar en el BMW i8 y BMW i8 Roadster, que han sido actualizados y entregan ya la friolera de 374 CV gracias a la batería, que aumenta su capacidad hasta los 11,6 kWh para ser capaz de rodar 54 km en modo eléctrico.

En BMW hacen doblete, ya que en segunda posición tenemos al 1.5 turbo tricilíndrico de BMW que montan los MINI y los BMW más pequeños. La tercera posición es para el 1.5 TFSI Evo de Volkswagen, que encontramos desde el peueño Ibiza al Volkswagen Arteon.

Mejor motor de entre 1,8 y 2,0 litros

Segundo reconocimiento para el 2.0 bóxer turbo de Porsche, que la firma monta en los Porsche 718 Boxster y Porsche 718 Cayman. Conseguir entregar 300 CV de potencia y homologar menos de 7 l/100 km ha sido merecedor de 264 puntos, lo que lo sitúa por delante del 2.0 turbo de Mercedes-AMG que mueve las versiones más potentes del Clase A, CLA y GLA, que llega a los 381 CV. Algo más alejado, en tercera posición, encontramos al 2.0 Turbo de Honda, que anima al Honda Civic Type R en Europa.

Mejor motor de entre 2,0 y 2,5 litros

Si estos premios fuesen Roland Garros, el 2.5 TFSI de Audi sería lo más parecido a Rafael Nadal. Sus 470 puntos se imponen con solvencia por octava vez. Se trata de un motor de cinco cilindros que entrega 400 CV en modelos como el Audi RS 3 y Audi TT RS. Tuvimos la fortuna de probar este último y disfrutar de cómo acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos.

En segunda posición ha quedado el 2.5 bóxer turbo de Porsche, que encombramos en las variantes S y GTS del Boxster y Cayman… y ya más alejado el 2.3 turbo de Ford que monta el Ford Focus RS.

Mejor motor de entre 2,5 y 3,0 litros

La llegada del turbo a Porsche (más allá del 911 Turbo) fue considerada por muchos una herejía… pero desde luego que el 3.0 bóxer biturbo de Porsche es toda una sorpresa, con una grandísima respuesta y altísimo régimen de giro. Sus 370 puntos dejan muy atrás al 3.0 biturbo de BMW M, el seis cilindros que mueve al BMW M3, y BMW M4. La tercera posición es para el 2.9 V6 biturbo de Alfa Romeo, protagonista indiscutible de las versiones Qaudrifoglio del Giulia y Stelvio.

Mejor motor de entre 3,0 y 4,0 litros (y mejor motor prestacional):

De nuevo el 3.9 V8 biturbo de Ferrari se lleva este galardón, con 560 puntos incontestables. Son más del doble que el segundo clasificado, el 4.0 V8 Biturbo de Mercedes-AMG que equipa, entre otros, el Mercedes-AMG GT que protagonizó una de nuestra pruebas. Tercero, a no mucha distancia de este se queda el 4.0 bóxer atmosférico de Porsche, que encontramos en el 911 GT3 y 911 R.

También el motor de Ferrari se lleva el premio al mejor (Performance engine). Para poder ingresar en esta categoría ha de ser un motor diseñado ex profeso para un coche de altas prestaciones. Se impone al 4.0 bóxer atmosférico y al 6.5 V12 del Ferrari 812 Superfast.

Mejor motor de más 4,0 litros (y mejor motor nuevo)

El ganador de estos dos galardones es el 6.5 V12 atmosférico de Ferrari, uno de los últimos de su estirpe. Lo monta en exclusiva el 812 Superfast y aunque se basa en el 6.3 V12 del Ferrari F12 Berlinetta, los de Maranello han cambiado hasta el 75% de sus componentes. Sus 800 CV merecían premio. Se impone al 5.2 V10 de Lamborghini (protagonista también en el Audi R8) y al 4.4 biturbo V8 de BMW M que lleva el BMW M5.

El motor del M5 también es segundo en la categoría de nuevo motor, donde encontramos al 3.0 biturbo de seis cilindros 48V ISG de Mercedes-AMG en tercera posición. Lo podemos encontrar ya en las variantes AMG del Mercedes CLS y Clase S.

Mejor motor eléctrico y mejor motor ecológico

Tesla gana por segundo año consecutivo el premio a mejor motoreléctrico del año. El full electric powertrain de Tesla (montado en los Model S y Model X) se lleva 408 puntos, que dejan muy atrás los 281 del BMW i3 o los 238 puntos del tercer clasificado, el motor eléctrico de General Motors que montan el Chevrolet Bolt o el Opel Ampera-e.

El motor de Tesla se lleva también (como todo el último lustro) el galardón del mejor motor ecológico del año, por delante del híbrido de BMW del BMW i8 y del eléctrico BMW i3. Para ser incluido en esta categoría, la mecánica ha de estar diseñada para ofrecer el máximo ahorro de combustible y emplear tecnologías inteligentes que busquen para reducir todo tipo de emisiones.

Fuente: UKI

3 COMENTARIOS

  1. Los motores de Volkswagen, consiguen es puntuación con trampa o sin ella, es poco de fiar esa marca de chorizos y tramposos alemanes

    • totalmente de acuerdo chorizos y tramposos alemanes pero sin olvidarnos de audi que son los mismos perros pero con distintos collares.A ver si la gente espabila a la hora de cambiar de auto y se ulbida de los alemanes.

  2. Pues tengo un passat 1.9 tdi de 1998 con 556.000 kilometros y no lo cambio por nada, ni en consumos ni fiabilidad, ni seguridad, y ¿¿¿que contamina???? dime uno que con esos km no contamine ni aunque sea electrico…

Deja una respuesta