A todo amante del mundo del motor le fascinaría tener su casa llena de mobiliario con esta temática. Ya hemos hablado de algunos productos e ideas de decoración muy originales, pero lo que hoy traemos va un paso más allá. Las mesas de café suelen ser elementos sencillos y compactos, una mesita auxiliar a la que no se da mucha importancia. Pero seguro que gana protagonismo cuando aparece en ella uno de tus coches favoritos.

Eso mismo han pensado los especialistas de diseño, Discommon, que han plasmado dos modelos míticos como el Ferrari F40 y el Ford GT sobre sus mesas. La empresa ha tratado de buscar un efecto muy llamativo, como si el coche saliera del metal líquido. Para ello se necesita mucho trabajo, entre 25 y 40 horas solo de AutoCAD para interpretar el diseño del coche sobre la mesa. Pero lo siguiente es aún más complejo.

En la parte práctica se coge un bloque de aluminio que es modelado por 20 herramientas diferentes, tomando más de 50 horas de trabajo entre el cortado y la finalización. El resultado es simplemente magnífico. En el Ford GT se hace de una sola pieza y se centra principalmente en la textura. Por eso se ha elegido el color azul y un relieve llamativo que refleja la luz y consigue diferentes efectos de color.

Para el desarrollo de la mesa del Ferrari F40 se ha necesitado una segunda pieza para que el alerón quedaba fielmente reflejado. El acabado es casi imperceptible y el nivel de detalle es exquisito, solo hace falta ver las tomas de aire tipo Naca. Se pretende sacar a la venta 10 unidades de cada mesa y algo tan exclusivo tiene un precio que también lo es. Cada ejemplar cuesta 20.000 dólares, unos 16.200 euros al cambio.

Ya se habla de que habrá más modelos de estas mesas de café. Al parecer la siguiente reproducirá un Lamborghini Miura, le seguirá la de un Ferrari 512M e incluso habrá hueco para la aviación con una del Concorde.

Fuente – Discommon

Galería de fotos:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta