Ferrari Special Projects es una división especial dedicada a encargos únicos, lo que conocemos popularmente como ‘one-off’. Este término se utiliza para referirse a un coche de máxima exclusividad, un ejemplar del que solo se hace una única unidad. En los últimos años la marca italiana acostumbra a sorprendernos con alguna de estas creaciones, la última en llegar es el Ferrari SP38, un modelo que no deja a nadie indiferente.

Todavía no ha trascendido la identidad de su afortunado comprador ni la procedencia del nombre utilizado. Lo que sí se sabe es que se emplea un Ferrari 488 GTB como base y que se ha intentado reflejar el carácter de la competición. Por eso se ha modificado profundamente su carrocería, cambiando cada uno de los paneles y tomando inspiración de algunos clásicos de renombre como son el Ferrari F40 o el Ferrari 308 GTB.

En el frontal destacan las líneas afiladas con un capó más limpio y unos faros delanteros mucho más estrechos que los del modelo base. El paragolpes acaba rematado en fibra de carbono con un splitter pronunciado y un esquema similar al del 308 GTB. En el lateral se aprecia un prominente faldón también de carbono y unas grandes llantas de diseño exclusivo. Las tomas de aire aparecen en la parte superior de la puerta, justo por debajo de la ventanilla.

La zaga es probablemente la zona con la modificación más radical. No hay vidrio, sino que la luneta y el vano del motor queda parcialmente carenados. Por suerte hay tres listones transversales para favorecer la refrigeración de la mecánica. Aquí también se dibuja un alerón trasero bastante integrado, con unas líneas que se dirigen al difusor trasero, en la parte inferior. Las dos salidas del escape quedan en la zona media logrando un efecto similar al del Ferrari F40.

La carrocería del Ferrari SP38 recibe una intensa pintura en rojo metálico de tres capas, que le da esa personalidad característica de la marca. En posición central suponemos que seguirá el laureado motor V8 biturbo de 3.9 litros con 670 CV, aunque sus datos técnicos no han sido revelados. De ser así, podría acelerar de 0 a 100 km/h en 3 segundos, de 0 a 200 km/h en 8,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h.

Fuente: Ferrari

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta