Logo de Noticias Coches
Ferrari Testarossa Restomod – Officine Fioravanti (2)
Luis Blázquez

El Ferrari Testarossa se adapta a los nuevos tiempos sin perder un ápice su esencia

Seas un recién entusiasta del mundo de las cuatro ruedas o ya un veterano, probablemente el Ferrari Testarossa sea uno de esas máquinas que tendrías en tu garaje de ensueño. Junto con el Lamborghini Countach, el de Maranello ocupó muchas paredes en forma de póster en la década de los 80 y 90. Sin embargo, como buen deportivo italiano, es un activo más apto de contemplar que de conducir y de mantener. Al menos hasta ahora, ya que una compañía suiza está preparando un restomoddel modelo.

Como ya hemos visto en otras muchas ocasiones, un restomod consiste en coger un coche entrado en años y actualizarlo con tecnología moderna sin perder un ápice de la esencia que lo convierte en un icono. Eso es precisamente lo que está haciendo en terreno suizo Officine Fioravanti con el Testarossa, y acaba de revelar las primeras fotos de una restauración única aún en desarrollo. Si bien muchos de los detalles clave permanecen en secreto, se entiende que el cavallino acoge una multitud de modificaciones.

Por ejemplo, presenta varias mejoras sobre el chasis que prometen perfeccionar el manejo y hacer que sea más agradable (y capaz) de conducir a bajas y altas velocidades. Entre estas actualizaciones podemos encontrar un paquete de amortiguadores electrónicos Öhlins y las barras estabilizadoras ajustables, que otorgarán un envidiable paso por curva para un coche con casi cuatro décadas a sus espaldas. A ello también ayudará un peso reducido en 120 kg, a pesar de que vendrá sustancialmente mejor equipado.

De acuerdo con Autocar, Officine Fioravanti ha modificado el motor V12 a 180° –que no es un motor bóxer– de 4.9 litros del biplaza y, aunque aún no está claro cuánta potencia podría tener, la compañía apunta a una velocidad máxima de 320 km/h, mucho más de la punta del Testarossa original de 289 km/h. El legendario superdeportivo italiano también contará con un sistema de escape de titanio a medida, un juego de frenos firmados por Brembo –con ABS– y control de tracción, inaudito en un coche de los 80.

También se ha desarrollado un conjunto de llantas de aleación nuevas que imitan la estrella de cinco puntas primigenia y que, para la ocasión, quedan envueltas en neumáticos de altas prestaciones. “Escuchamos atentamente las necesidades y deseos del vehículo”, dice la casa de diseño suiza en el comunicado oficial. “Cuidamos pacientemente cada aspecto. Se han cambiado pocos detalles menores en términos estilísticos, en el que no se compromete un diseño atemporal pero enriqueciendo su pureza”, añade la empresa.

Officine Fioravanti se ha tomado la molestia de envolver al completo su criatura con vinilo de camuflaje, por lo que no sabemos el alcance de las modificaciones exteriores. Podemos decir sin embargo que la silueta en forma de cuña no se ha alterado significativamente. Se mantienen además los faros abatibles, el espejo retrovisor montado en el pilar A y las tracas laterales del modelo original, señales de diseño que definieron al Testarossa. El único ajuste visual que es difícil de ocultar son las cuatro colas de escape.

Como suele ser el caso de las reconstrucciones modernizadas, el interior adquiere el tipo de tecnología y características de lujo con las que el vehículo donante solo podía soñar. En el caso del Ferrari Testarossa de Officine Fioravanti, no hay imágenes todavía, pero se nos dice que dichas actualizaciones incluirán un sistema de información y entretenimiento de última generación con navegación integrada, molduras de aluminio donde Ferrari empleó plásticos de calidad discutible y una tapicería de cuero de primer nivel.

Los detalles sobre precios y disponibilidad aún no se han publicado. Lo que es casi seguro es que el Testarossa remasterizado llegará como un modelo de edición limitada con un precio correspondientemente alto. Officine Fioravanti le ha mencionado a Autocar que su destape completo llegará “a su debido tiempo”. No podemos tener más ganas de ver el renacimiento de este icono de los 80, pero habrá que tener paciencia mientras tanto.

Fuente:  Officine Fioravanti

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Ferrari
  • restauración