Hace 60 años Fiat lanzaba el 500 Jolly, un vehículo que se convertiría en símbolo de la ‘Dolce Vita’ debido a su particular diseño, hecho por Ghia. También conocido como “Spiaggina”, carecía de puertas y de techo, estaba totalmente abierto y contaba con un simple toldo y asientos de mimbre. Un vehículo perfecto para pasearse durante la época estival y para ir a la playa, que rápidamente atrajo a famosos y personalidades (cómo Aristóteles Onassis o Yul Brynner). Ahora parece que Fiat plantea algo parecido con dos vehículos muy singulares.

Fiat 500 Spiaggina 58

El Fiat 500 Spiaggina 58 se trata de una edición especial hecha por la marca italiana para celebrar el éxito del modelo y el 60 aniversario del Spiaggina. Por eso harán solamente 1.958 unidades de este modelo con diseño elegante y algunos toques retro. Solamente estará disponible con la carrocería descapotable del 500C y pintado en el color Volare Blue, con la capota en beige y las llantas de 16 pulgadas de estilo vintage.

También se trasladará esta filosofía al interior, con el salpicadero en el mismo color que la carrocería y unos asientos bitono de lo más elegantes. El volante también es vintage y las alfombrillas específicas de la versión. Entre su completo equipamiento habrá elementos como el sistema Uconnect con pantalla de 7 pulgadas, climatizador automático o sensores de aparcamiento. Solamente estará disponible con el motor de gasolina 1.2 con 69 CV de potencia.

Spiaggina by Garage Italia

Para esos inconformistas a los que el Fiat 500 Spiaggina 58 les sepa a poco, habrá otro ejemplar mucho más exclusivo. El Spiaggina by Garage Italia es una creación del preparador italiano propiedad de Lapo Elkann que es mucho más fiel al formato original. Tomando como base al Fiat 500C y con ayuda de Pininfarina, se han eliminado por completo el techo y las plazas traseras, donde se ha instalado una superficie que emula la madera de teca de los yates.

También se ha instalado un parabrisas reducido y se ha reforzado la barra antivuelco trasera para que tuviera la rigidez suficiente. La carrocería va pintada en los colores Blu Volare y Blanco perla, mientras que en interior cuenta con acabados Azul Garage y tapicería a juego. En el habitáculo se han sustituido los dos asientos delanteros por una banqueta corrida, como el de los años 60. Aunque parezca sorprendente, Garage Italia tiene previsto llevar a producción este ejemplar, aunque todavía no ha dado demasiados detalles.

Fuente: Fiat
Galería de fotos:

Ver galeria (25 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta