Fiat ha estrenado en el Salón de París el Panda TwinAir Turbo Natural Power de 80 CV, la nueva versión de muy bajo impacto ambiental que conjuga las ventajas económicas de la alimentación de gas natural con la potencia y la diversión que proporciona el motor Turbo TwinAir.

El Fiat Panda Natural Power está disponible con cuatro o cinco plazas y con el acabado Lounge viene a enriquecer la gama Fiat Panda. Se une al Panda Easy Power (GLP /gasolina) lanzado en mayo, como apuesta de Fiat por el gas natural, pero ahora unido al pequeño motor bicilíndrico turbocomprimido alimentado a metano/gasolina.

El motor 0.9 TwinAir Turbo Natural Power de 80 CV del nuevo Panda asegura unos niveles bajos de emisiones de CO2 (86 g/km) y de consumo (3,1 kg/100 km en el ciclo combinado de homologación), registrándose ambos valores con la alimentación de gas natural. El dato de emisiones representa un récord absoluto entre los coches del Grupo Fiat y uno de los valores más bajos de todo el mercado.

El propulsor TwinAir bi-fuel lleva instalados unos componentes específicos para el sistema de alimentación, como el colector de admisión, los inyectores, el sistema electrónico de control del motor y los asientos de válvulas de geometría específica y fabricados en material de alta resistencia al desgaste. Así se garantiza la máxima fiabilidad sin alterar en ningún modo las prestaciones y el manejo del coche cuando funciona con gas natural. Este sistema de alimentación se instala en fábrica, con la garantía de la propia marca y se comercializa en la red de concesionarios.

Los dos sistemas de alimentación (gas natural y gasolina) son independientes entre sí. Normalmente el coche funciona con el gas natural y solo el arranque se realiza con gasolina, pasando inmediatamente después y de forma automática al otro sistema. La alimentación de gasolina se requiere solo cuando el gas en las bombonas está a punto de agotarse, y, en todo caso, es siempre posible pasar del gas natural a la gasolina y viceversa cuando el conductor pulsa un botón situado en el salpicadero. Además, la colocación bajo el piso de los dos depósitos de gas (con una capacidad de cerca de 12 Kg, equivalentes a 72 litros a una presión de 200 bares) permite mantener prácticamente íntegra la capacidad del maletero (200 litros).

Fiat, fue pionera en esta tecnología hace ya más de 15 años y es líder europeo en vehículos con alimentación de gas natural de primer equipo (instalado en fábrica) con más de 500.000 unidades vendidas desde 1997 entre turismos y vehículos comerciales.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta