El Ford Fiesta es uno de los modelos más camaleónicos del mercado. Su capacidad de adaptación radica en que cada uno de sus acabados le da un aspecto y una personalidad propia. De esta forma podemos encontrar la vocación campera del Fiesta Active, el lujo del Fiesta Vignale o la deportividad del Fiesta ST-Line. Precisamente sobre la última opción se han hecho dos ediciones especiales que son los Ford Fiesta ST-Line Red Edition y Black Edition.

La marca del óvalo se ha dado cuenta de que el acabado ST-Line es el escogido por casi un quinto de los compradores del utilitario. Por eso ha querido dar más color a la gama y reforzar el modelo con detalles específicos y llamativos. En el exterior hacen honor a su nombre y se visten de los colores Race Red con un par de franjas en negro mate que surcan el coche longitudinalmente y Panther Black con las rayas en el mismo tono, respectivamente.

En el exterior de los Fiesta ST-Line Red Edition y Black Edition también se pueden ver detalles como las llantas de 17 pulgadas en negro con borde rojo, los retrovisores con el mismo esquema o un alerón trasero más prominente. En el interior predomina el color negro con acentos en rojo en asientos, salpicadero o las costuras de la tapicería. Cuentan con todo el equipamiento que podríamos esperar en el acabado, destacando el sistema multimedia SYNC 3 con pantalla de 8 pulgadas o el sistema de sonido B&O de 675 vatios y 10 altavoces.

Los Ford Fiesta ST-Line Red Edition y Black Edition solamente pueden ir con el motor tope de gama (sin tener en cuenta al Ford Fiesta ST). Se trata del gasolina 1.0 EcoBoost de 140 CV, una versión bastante potente del popular tres cilindros que promete un comportamiento dinámico a la altura. Para mejorar en ese aspecto, estas unidades montarán la suspensión deportiva. Estas ediciones especiales ya están disponibles en la mayoría de mercados europeos, aunque desconocemos su precio en España.

Fuente: Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta