El Ford Sierra RS Cosworth fue un vehículo que marcó toda una época en el Campeonato del Mundo de Rallies en las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado, aunque sus resultados siempre se vieron penalizados por carecer de la efectiva tracción a las 4 ruedas que tan de moda se puso en esa época y que equipaban la gran mayoría de marcas rivales.

Ford_Sierra_RS_Cosworth_Chus_Puras_17No obstante, cuando de competir sobre asfalto seco se trataba, puntualmente, algunos grandes volantistas, como Didier Auriol o el propio Carlos Sainz, dieron notables sustos a la competencia. Incluso el primero de ellos consiguió la victoria en el Rally Tour de Corse de 1988 (la única victoria mundialista de este modelo). Su historia, resumida, es más o menos esta:

Ford_Sierra_RS_Cosworth_Chus_Puras_06En la década de los años 80 del siglo XX, Ford estaba decidida a retomar su exitosa trayectoria en competición, aprovechando el lanzamiento de un nuevo modelo, el Ford Sierra. Para ello la división Ford Motorsport, apoyada en las excelentes relaciones existentes con la firma Cosworth, desarrollaron un nuevo propulsor, basado en el motor YAA ya existente, con 2 litros de cilindrada, dotado de doble árbol de levas y 16 válvulas, al que se añadieron un turbocompresor y un intercooler (cambiando su denominación a YBB). En un primer momento ofrecía nada menos que 180 CV en la versión de calle y unos 300 CV en la de competición.

Ford_Sierra_RS_Cosworth_Chus_Puras_07Pero los responsables de la marca norteamericana estimaban que la potencia debía superar los 200 CV (de hecho llegó a los 204 CV) en la variante homologada y Cosworth aceptó el desafío, a cambio de que el pedido fuese al menos de 15.000 motores.

Un tema mucho más complicado de solucionar fue el de la caja de cambios, puesto que el modelo Borg-Warner T5 usado hasta el momento no era capaz de soportar la potencia suministrada por el motor, por lo que la firma norteamericana tuvo que desarrollar una nueva caja de cambios específica para este modelo.

Ford_Sierra_RS_Cosworth_Chus_Puras_03A su vez las aerodinámicas líneas del modelo de serie, eran muy adecuadas para las prestaciones estándar, pero a altas velocidades provocaban un notable aligeramiento del tren posterior. La solución: desarrollar un gran y efectivo alerón trasero, muy controvertido en la época, pero que luego se puso indefectiblemente de moda entre las preparaciones tüning más radicales. Aprovechando tal circunstancia también se ensancharon las aletas para dar cabida a ruedas de mayores dimensiones y se ampliaron notablemente las entradas de aire en la zona delantera.

Ford_Sierra_RS_Cosworth_Chus_Puras_05Otro problema añadido consistía en que la reglamentación de la FIA exigía que se construyeran, al menos, 5.000 unidades del modelo para poder ser homologado como vehículo de Grupo A y participar en los diversos campeonatos internacionales, tanto de Turismos como de Rallies. Pero las previsiones de los concesionarios de la firma no eran nada optimistas, estimándose las ventas, como mucho, en 1.500 vehículos. Se realizó entonces una intensa labor de marketing, llevándose a cabo numerosos eventos, donde tanto los periodistas como los dueños de los concesionarios fueron invitados a probar a fondo el nuevo modelo, además de un gran esfuerzo por aquilatar en lo posible el precio de venta al público.

Ford_Sierra_RS_Cosworth_Chus_Puras_02Finalmente, en marzo de 1985, el Ford Sierra RS Cosworth fue presentado en el Salón de Ginebra, con fecha anunciada de comercialización en septiembre de ese mismo año, estando previsto vender las 5.000 unidades necesarias para la homologación antes del verano de 1986. De ellas, un total de 500 unidades, se enviaron a la factoría de Tickford, donde se fue un paso más allá para convertirlos en los apreciados Ford Sierra RS500 Cosworth.

Esta versión evolucionada tenía por finalidad batir a sus más enconados rivales en aquellas competiciones en las que participase y las principales diferencias sobre la versión normal consistían en un frontal rediseñado, donde se eliminaban los faros antiniebla, para dar paso a unas entradas de aire, encargadas de refrigerar los frenos, y un alerón trasero doble. Pero las modificaciones más importantes se encontraban a nivel mecánico, con un bloque motor con las paredes de los cilindros más gruesas (para aguantar mejor la mayor potencia obtenida), un nuevo turbo Garrett T31/T04, un intercooler de mayores dimensiones, nuevos inyectores, una bomba de gasolina de más caudal, nuevo air-box, radiador de aceite más grande y diversas mejoras en la suspensión trasera.

Ford_Sierra_RS_Cosworth_Chus_Puras_13Si nos hemos acordado del Ford Sierra RS Cosworth se debe a que Silverstone Auctions saca a subasta, en el evento denominado Race Retro & Classic Car Sale, que tendrá lugar el próximo sábado 22 de febrero, el Ford Sierra RS Cosworth Grupo N con el que Carlos Sainz compitió en el año 1988 en un Rallysprint en nuestro país pero, sobre todo, que fue empleado por el piloto cántabro Jesús “Chus” Puras (luciendo una llamativa decoración, patrocinado por las firmas Marlboro y Hergóm), en el año 1988, para lograr el Campeonato de España Grupo N.

Pero si por algo es famoso este modelo es por el espectacular accidente que sufrió en la 31ª edición del Rally Caja-Alicante de ese mismo año, que a punto estuvo de costarle la vida tanto al piloto “Chus” Puras como a su copiloto Tomás Aguado. Las pocas imágenes existentes, que aquí os mostramos, dejan constancia de la brutalidad del golpe, al llegar a gran velocidad a una curva que discurría sobre un puente, tras quedarse sin frenos, y chocando con el guardaraíl, que acabó catapultándoles por el aire, cayendo en el lecho seco de un rio, bastantes metros más abajo de la carretera.

Ford_Sierra_RS_Cosworth_Chus_Puras_14Gracias a las medidas de seguridad del vehículo pudieron salir del trance sólo con lesiones menores: “Chus” Puras con la rotura de una tibia, aunque la peor parte se la llevo su copiloto, Tomás Aguado que, algún tiempo después, tuvo que abandonar definitivamente la competición, aquejado de fuertes dolores de espalda a raíz de aquel accidente. Finalmente fueron evacuados en helicóptero y tras una cuantas semanas de recuperación pudieron seguir compitiendo y hacerse ese año con el título de Grupo N.

De hecho “Chus” Puras es uno de los pilotos más laureados de nuestro país, al contar en su palmarés con nada menos que 8 Campeonatos de España de Rallies (1990, 1992, 1995, 1997, 1998, 1999, 2000 y 2002), además del Campeonato del Mundo Grupo N en 1994 y de una valiosísima victoria, en el año 2001, en la prueba de Córcega del Campeonato del Mundo de Rallies, a bordo de un Citroën Xsara WRC, siendo uno de los 3 únicos pilotos españoles (junto a Carlos Sainz y Dani Sordo) en conseguir vencer en una prueba del mundial.

Ford_Sierra_RS_Cosworth_Chus_Puras_16Este modelo estaba preparado bajo las especificaciones de Grupo N, mucho más restrictivas que las de los Grupo A, siendo el especialista Mountune el encargado de potenciar el motor.

El precio estimado de venta rondará entre las 25.000 y 30.000 libras esterlinas, lo que vendrá a ser entre 30.250 y 36.300 euros, aproximadamente.

Fuente: Silverstone Auctions

Galería de imágenes:

Ver galeria (17 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta