Hace un par de meses hablábamos en coches.com de las posibilidades (y ventajas competitivas) que Silicon Valley podría dar a los fabricantes norteamericanos (y todo lo que el mayor foco innovador del mundo podría aprender de los gigantes de Detroit). Pues dicho y hecho, aparece una de las primeras sinergias en ese sentido.

Ford tiene previsto poner a funcionar un centro de desarrollo en los primeros meses de este año. Para ello contará con el apoyo de universidades y emprendedores del famoso semillero de innovación de Silicon Valley, con el objetivo de hacer más accesibles las nuevas tecnologías integradas en el vehículo.

El vicepresidente de Investigación e Innovación de Ford, Paul Mascarenas, dijo en un comunicado que “una actitud abierta a nuevas ideas es esencial para resolver los nuevos desafíos en transporte y medio ambiente” a los que se enfrenta la industria del motor. La compañía decidió hace un  año que necesitaba una mayor presencia en Silicon Valley.

Lugar donde estará el nuevo centro de Ford

“Esta es una extensión muy natural, en una de las comunidades más innovadoras en el mundo”, dijo Mascarenas. Ya hay otros gigantes del motor como General Motors, Renault-Nissan o BMW ya tienen centro de innovación y desarrollo en Silicon Valley, sede de empresas como Apple, Google o Facebook.

Ford pretende que el nuevo centro cercano a San Francisco sirva para atraer ideas de empresas innovadoras y que estas puedan desarrollarse y ponerse en marcha con la colaboración de otras sede de la compañía en EEUU. Dará empleo a alrededor de 15 personas, algunas de contratación local y otros que llegarán de la sede de Ford en Dearborn.

El laboratorio trabajará con la sede de Ford, con su estudio de diseño en el sur de California y la oficina de Microsoft en Washington. Microsoft y Ford ya habían desarrollaron conjuntamente Sync un sistema de entretenimiento y panel de control táctil que Ford presentó hace cuatro años. Ahora, la plataforma de sincronización hace que sea más fácil y rápido reprogramar el coche y actualizarlo con nuevas aplicaciones.

La intención es avanzar en los servicios online dentro del vehículo, como sistemas para navegar en internet u otros más innovadores que permitan, por ejemplo, reservar una plaza de aparcamiento libre en la ciudad. El centro servirá para desarrollar ideas que permitan mejorar la circulación en grandes metrópolis, aplicar sensores que asistan en la conducción o nuevos sistema de seguridad en caso de accidente.

El laboratorio también probará aplicaciones de programadores independientes, como mejorar la información sobre el tiempo mediante la transmisión de señales en coches con sensor de lluvia que activan el limpiaparabrisas.

El laboratorio también estudiará las cuestiones de otra tipología, como el crecimiento demográfico en los países en desarrollo como China e India, y la mejor manera de manejar el tráfico en esos países.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta