El Ford Transit es un vehículo capaz de cargar hasta 10.000 litros en su maletero y aun así moverse con cierta soltura por caminos fuera del asfalto. Es verdad que tiene nula visibilidad posterior, que obliga a tirar de intuición a la hora de maniobrar con los casi seis metros que mide el vehículo, aunque la incorporación de la ayuda al aparcamiento trasero viene de maravilla, vamos, que ayuda muchísimo.

¿Y qué hay del motor que mueve este Transit? Pues es el mismo que monta el Land Rover Defender desde 2007, pero en el Ford rinde 17 CV más y le “sacan” 15 Nm extra de par. La mejora de rendimientos tampoco luce en exceso porque donde esta mecánica se encuentra cómoda es a regímenes bajos; le cuesta superar las 3.000 rpm y a 1.000 se encuentra realmente en su ambiente. La caja de cambios es manual de seis marchas.

Fuera del asfalto, el Transit se encuentra limitado por sus dimensiones y unas cotas muy desfavorables, además de un neumático no muy enfocado al campo; por lo que su circulación se debe ceñir a pistas y caminos, no demasiado rotos. La inserción de la tracción total se puede realizar mediante un botón ubicado en el salpicadero y se completa con controles electrónicos de tracción y arranque en pendientes.

Además, al no estar concebido para una circulación intensa por campo, no se ha creído necesario proteger los órganos mecánicos de los bajos. Sobre el eje rígido trasero se apoyan dos ballestas de grandes dimensiones, mientras que los soportes inferiores de los amortiguadores están demasiado bajos y expuestos por delante del eje.

Habitáculo confortable… Con buenos acabados y un equipamiento más que razonable, el interior de la cabina –apta para tres ocupantes– resulta suficientemente confortable. Destacan las múltiples guanteras y compartimentos distribuidos por el salpicadero y las puerta. Para la carga, dos grandes puertas traseras, que se abren hasta 270º, y una lateral en el lado derecho, dan acceso a un compartimento de carga de 9,85 m3 de capacidad.

Algunos datos técnicos del Ford Transit Van AWD TDCi
Motor:  Diésel, 4 cilindros en línea, 2.402 cm3 (89,9×94,6); compresión: 17,5:1; 103 kW (140 CV) a 3.500 rpm, 375 Nm (38,23 kgm) a 2.000 rpm; constr.: 4 válvulas por cilindro, DOHC, inyección directa multipunto de alta presión common rail, turbo e intercooler.
Transmisión:    Tracción: Tracción trasera con eje delantero conectable.
Caja de cambios: Manual, de 6 velocidades.
Dirección:     Tipo: De cremallera asistida. Diámetro de giro: 13,3 m.
Chasis:     Construcción: Carrocería monocasco.
Suspensión (delantera./trasera): Independiente tipo McPherson, barra estabilizadora y amortiguadores de gas/Eje rígido con ballestas.
Frenos:     Del./tras: Discos ventilados/discos ventilados.Con ABS, HBA, HLA, EBD y ESP..
Dimensiones:     Largo/ancho/alto: 5.680/1.974/2.384 mm. Batalla: 3.750 mm. Vía del/tras: 1.737/1.700 mm. Peso: 1.966 kilos. Depósito: 80 litros Volumen de carga: 9.850 litros. Carga útil neta: 1.562 kg.
Ruedas:    Llantas: Acero de 16″ con tapacubos parciales.
Neumáticos delanteros/traseros: 215/75-16C.
Consumo: 8,1-8,3/9,8-10/12,8-12,9 l/100 km. Autonomía: 987 km CO2: 260-264 g/km.
Equipamiento:     Serie: Airbag delantero, alarma antirrobo, apertura del capó con llave, apertura puertas traseras a 270º, asientos delanteros ajustables, luz de compartimento de carga, radio CD, tapicería en tela y toma de corriente auxiliar delantera. Opcional: aire acondicionado, airbag pasajero delantero, bluetooth, control de crucero, gancho de remolque, llantas de aleación, navegador, ordenador de a bordo, parabrisas térmico, paragolpes delantero en color de la carrocería, pintura metalizada, puerta lateral izquierda, retrovisores exteriores eléctricos y sensor de aparcamiento y lluvia.

Galería de imágenes del Ford Transit

Ver galeria (11 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta