En la época de los años treinta aún no existían muchas de las normas que hoy conocemos sobre seguridad víal. El cinturón de seguridad aún no sería inventado hasta el 59 y los interruptores sí que estaban inventados pero no habían pasado a la producción en masa. Todo esto conllevaba una serie de problemas a la hora de conducir que provocaba más de un accidente en la carretera.

Muchas son las fotos que existen sobre los primeros accidentes en la época de la automoción, pero muy pocas recopilaciones se pueden comparar con la amplia colección de fotos del fotógrafo Leslie Jones. Nacido en Boston en 1886, desde muy pequeño mostró su pasión por este arte que compaginaba con su trabajo en la fábrica hasta que un accidente con la maquinaría le hizo perder dos dedos.

Con sus dedos amputados, decidió centrarse en la fotografía a tiempo completo y unirse al heraldo del viajero de Boston como fotógrafo en el año 1917. Pasó 39 años recorriendo y fotografiando las calles de su ciudad con su cámara 4×5, capturando imágenes de deportes, crímenes, animales, arquitectura y, sobre todo, accidentes de coche. Ahora, gracias a la biblioteca pública de Boston que ha hecho su obra pública, se pueden recorrer la ciudad con los puntos accidentados.

Jones fotografía cientos de escenas accidentadas de choques contra mobiliario urbano, caídas al agua, destrucción de vallas, volcados de camiones, etc. Además, tomó fotografías de la extracción del vehículo del agua, muchas veces con un estilo bizarro y cómico debido a la situación del momento, extrañas circustancias deben ocurrir para que el coche quede haciendo el pino o dentro de unas escaleras. En algunas de las imágenes se pueden observar a los espontáneos espectadores que observan interesados la extracción de los coches destrozados o inundados.

Vía: Mashable
Imágenes: Colección de Leslie Jones/ Biblioteca Pública de Boston

Ver galeria (38 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta