Lamgorghini es una marca dedicada exclusivamente a la producción de vehículos deportivos y de altas prestaciones. Es por ello que no nos sorprende encontrarnos materiales como la fibra de carbono, que tiene como ventajas principales una rigidez sobresaliente y un peso muy ligero. A pesar de su alto coste se aplica intensivamente a modelos como el Centenario o en el Sesto Elemento y en menor medida en otros como el recién lanzado Huracán Performante.

Ahora la firma de Sant’Agata Bolognese pretende utilizar toda su experiencia con este material para fines de otra índole. Una de sus salidas más plausibles sería en la medicina, pues otra de las cualidades de la fibra de carbono es que no causa ningún tipo de reacción ni rechazo en el sistema inmunológico. Han anunciado un acuerdo con el Houston Methodist Research Institute, en Texas (Estados Unidos) para su posible implantación.

La fibra de carbono podría ser el material perfecto para implantes, prótesis y otros usos; aunque todavía queda mucha investigación por delante. Mauro Ferrari (curioso nombre), CEO del Instituto, se reunió con Stefano Domenicali, presidente de Lamborghini, en Sant’Agata Bolognese para cerrar esta alianza. La institución americana es una referencia en medicina, concretamente en nanotecnología e implantología.

Por lo tanto no es de extrañar que en los próximos años veamos que la fibra de carbono comienza a aparecer en el mundo de la medicina. Lamborghini ya tiene varios acuerdos en este ámbito, incluido uno con el Hospital Universitario de Bolonia. En cuanto a sus coches, seguirán utilizando este valioso material para reducir su peso sin afectar a la rigidez. Por ejemplo, el Huracán Performante consiguió ahorrar 40 kg respecto a un Huracán normal gracias a su uso.

Fuente – Lamborghini

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta