Continúa el malestar en el mercado automovilístico estadounidense. Después de todo el alboroto formado alrededor de los múltiples problemas de Toyota, ahora le llega el turno a Infiniti, la marca de lujo englobada dentro del grupo de la también japonesa Nissan.

En esta ocasión, ha sido la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Carreteras de Estados Unidos, más conocida por sus siglas, NHTSA, quien ha realizado el anuncio. Infiniti ha puesto en marcha una campaña de revisión en todo el país, que afectará a un total de 134.215 vehículos, debido a un posible fallo en el sensor de los cinturones de seguridad.

Infiniti llama a revisión vehículos en USA
Infiniti llama a revisión vehículos en USA

De toda la gama de la firma, los modelos afectados son el Infiniti G35 Sedán, fabricadas entre marzo de 2004 y agosto de 2006, y el G35 Coupé, producidos entre abril de 2004 y mayo de 2007. El problema podría estar relacionado con el arnés que une el sensor de tensión del cinturón con el detector de ocupantes puede moverse y acabar oxidándose, lo que podría producir un desgaste y provocar la pérdida de la señal entre ambos puntos.

Hasta el momento, Nissan todavía no se ha pronunciado al respecto, ni ha notificado una solución al respecto. Es de suponer que el departamento de ingeniería y calidad de marca nipona esperará a analizar y revisar todos los automóviles, antes de comunicar una solución definitiva.

Todavía es pronto para analizar las posibles consecuencias, pero es evidente que el mercado estadounidense no tardó demasiado en castigar a Toyota cuando fue el caso. Así que, con seguridad, los altos directivos de Infiniti esperarán un varapalo en las cifras de ventas. A partir de ahora, sólo queda esperar a ver la magnitud del revés.

Vía | Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta