Jaguar ha reelaborado su F-Pace de cara a 2021. Si bien los cambios exteriores son nimios, bajo la piel se han introducido muchas mejoras siendo quizá la más importante la introducción de la tecnología híbrida, ya sea como mild-hybrid (MHEV) o híbrido enchufable (PHEV). Este último ha sido designado como Jaguar F-Pace P400e, y además de ser la alternativa más eficiente, también es la más rápida.

Siguiendo los pasos del Land Rover Defender P400e, el nuevo F-Pace P400e está impulsado por un motor de gasolina turboalimentado de 2 litros capaz de generar 300 CV y uno eléctrico de 143 CV.  En total, 404 CV y 640 Nm van a todas las ruedas a través de una transmisión automática de ocho velocidades que lanzan al SUV británico hasta los 100 km/h en cinco segundos exactos. La velocidad máxima no se ha confirmado, pero con un par inmediato y la naturaleza del propio tren motriz, es una medida que no es tan significativa en el mundo real.

Una batería de 17,1 kWh se encarga de almacenar la electricidad, pudiendo proporcionar una conducción de cero emisiones durante 54 kilómetros. Como era de esperar, significa que es, de lejos, el más eficiente en la gama F-Pace 2021, con emisiones de CO2 de 49 g/km y un consumo medio de gasolina de 1,8 l/100 km. Mediante una carga rápida a 32 kW, la batería se puede recargar del 0 al 80 % en 30 minutos, mientras que una toma wallbox doméstica de 7 kW puede proporcionar una carga en el mismo baremo en tan solo una hora y 40 minutos.

Las actualizaciones visuales del Jaguar F-Pace P400e son muy sutiles, siendo la ausencia de unas salidas de escape en la zaga el hecho más distintivo frente al resto de la gama. Eso sí, al igual que los modelos de combustión interna, la vertiente híbrida enchufable cuenta con nuevos faros LED delante y una parrilla ampliada. En la parte trasera también se han instalado nuevas luces, aunque la mayor parte del presupuesto de diseño se ha gastado a bordo; como dice el director de diseño de la firma, Julian Thompson, “los interiores son el nuevo campo de batalla”.

Dominando el salpicadero hay una nueva pantalla táctil de vidrio curvo con 11,4 pulgadas donde las funciones principales se controlan a través del nuevo sistema de infoentretenimiento Pivi Pro. Una estructura de menú simplificada significa que el 90 % de las tareas comunes se pueden completar en dos toques o menos, lo que lo hace mucho más seguro y fácil de usar. Tampoco falta conectividad con Apple CarPlay y Android Auto, que también vienen de serie, así como la carga inalámbrica para smartphones.

Al igual que el resto de la gama, el Jaguar F-Pace P400e híbrido enchufable se estructurará en torno a cinco acabados: base, S, SE, HSE y R-Dynamic. En cuanto al precio de partida, el nuevo modelo de la casa del felino parte en 73.000 euros.

Fuente: Jaguar

Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta