La marca británica ocupa puestos de honor en el palmarés histórico de la carrera de resistencia en circuito más famosa y exigente del mundo. Es por ello que si Jaguar pensaba en regresar alguna vez a la competición de primera línea, sólo podía hacerlo en Le Mans. Y lo hace con motivo de los 75 años de su fundación.

C.J. O’Donnell, Director de Marketing Global de Jaguar Cars, afirma que “el mundo de la competición ha sido siempre muy importante para la marca Jaguar. Nuestro palmarés en Le Mans en la década de los cincuenta estableció los cimientos sobre los que se desarrollaría la compañía. Han transcurrido veinte años desde la última victoria de Jaguar en Le Mans con un TWR Jaguar Sport pilotado por John Nielsen, Price Cobb y Martin Brundle. El regreso a Le Mans reavivará la pasión por la marca en todo el mundo, resaltando incluso más nuestro 75º aniversario”.

Será el próximo 12 de junio cuando un Jaguar XKR GT2, de la escudería Jaguar RSR pilotado por Scott Pruett y Marc Goossens, tome la salida y continúe con el legado iniciado en 1951, año de su debut y también de primera victoria en Le Mans con un C-Type.
Tras este triunfo vendrían seis más. En 1953, el C-Type volvía a ser el mejor en el circuito francés. Dos años más tarde, el D-Type iniciaría tres años de dominio consecutivo con victorias en 1955, 1956 y 1957.
Tendrían que pasar 31 años para que Jaguar retornara a lo más alto del podio de Le Mans con su mítico XJR-9LM con motor V12. En 1990, un XKR-12 sería el encargado de cerrar el historial de victorias de la marca británica en las 24 horas de Le Mans.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta